Skip to content
10 días, ningún sospechoso, ningún arma en los asesinatos de estudiantes de Idaho

MOSCÚ, Idaho (AP) — Diez días después de que cuatro estudiantes de la Universidad de Idaho fueran asesinados a puñaladas en sus habitaciones, la policía dijo el miércoles que todavía no ha identificado a un sospechoso ni ha encontrado el arma homicida, y continúa pidiendo pistas y videos de vigilancia.

El capitán de la policía de Moscú, Roger Lanier, dijo en una conferencia de prensa que su departamento está poniendo todos sus recursos para resolver el caso y que los investigadores están preparados para trabajar durante el feriado de Acción de Gracias.

Las autoridades no dieron indicios de que estén más cerca de realizar un arresto, pero enfatizaron que continúan procesando las pruebas forenses reunidas en la casa donde los estudiantes fueron asesinados. El video de vigilancia adicional podría ser tan útil para lo que no muestra como para lo que sí, dijo el jefe de policía James Fry.

“Seguimos avanzando para comprender por qué ocurrió esto en nuestra comunidad”, dijo Fry.

Los asesinatos sorprendieron a la bucólica Moscú, una ciudad universitaria y centro agrícola que consiguió su primera tienda Target el año pasado. La ciudad, con una población de 26.000 habitantes, está rodeada de ondulantes campos de trigo y frijoles y no había visto un homicidio desde 2015.

Las víctimas eran compañeros de casa Madison Mogen, 21, de Coeur d’Alene, Idaho; Xana Kernodle, 20, de Post Falls, Idaho; Kaylee Goncalves, 21, de Rathdrum, Idaho; y el novio de Kernodle, Ethan Chapin, de 20 años, de Mount Vernon, Washington.

Estudiantes de la Universidad Estatal de Boise y personas que conocieron a los estudiantes de la Universidad de Idaho que fueron asesinados en Moscú, Idaho, rinden homenaje en una vigilia el 17 de noviembre de 2022 en BSU.

Sarah A. Miller/Idaho Statesman/Tribune News Service a través de Getty Images

La policía dijo el martes que habían seguido pistas de que Goncalves tenía un acosador, pero no habían podido identificar a uno. También han desmentido los rumores sobre otros incidentes, incluido el robo de un automóvil y el asesinato de un perro, que podrían estar relacionados con el caso, así como el rumor de que las víctimas habían sido atadas o amordazadas.

Según los investigadores, Mogen y Goncalves habían estado en un bar y en un camión de comida antes de regresar a casa alrededor de la 1:45 a. m. de ese domingo. Kernodle y Chapin habían estado en una casa de fraternidad y regresaron a casa casi al mismo tiempo. Otros dos compañeros de casa, cuyos nombres no han sido revelados, regresaron unos 45 minutos antes.

Justo antes del mediodía, una llamada al 911 desde la casa reportó una persona inconsciente; se había colocado desde el teléfono de uno de los compañeros de casa. Los oficiales encontraron a los cuatro estudiantes muertos, dos en el segundo piso y dos en el tercero. Al menos algunos parecían haber sido atacados mientras dormían y algunos tenían heridas defensivas, dijo la policía. No había signos de agresión sexual.

La policía inicialmente calificó los asesinatos como «dirigidos» y dijo que no había una amenaza general para el público, pero luego se retractaron y admitieron que no podían decir que no había una amenaza. Muchos de los 11.000 estudiantes de la universidad huyeron del campus antes de las vacaciones de Acción de Gracias.

Se ha pedido a los profesores que preparen opciones de aprendizaje remoto para aquellos estudiantes que no quieran volver a las clases presenciales después de las vacaciones, dijo el presidente de la Universidad de Idaho, Scott Green. La escuela ha aumentado la seguridad en los dormitorios y los estudiantes pueden solicitar escoltas de seguridad alrededor del campus.

Docenas de agentes, investigadores y patrulleros del FBI y la Patrulla Estatal de Idaho han estado apoyando los esfuerzos del Departamento de Policía de Moscú.

“Incluso con estos recursos adicionales, no está claro cuánto tiempo llevará esta investigación”, dijo Green en un mensaje de video el miércoles. “Eso es profundamente frustrante para todos nosotros”.

Una vigilia con velas para honrar a las víctimas está programada para el 30 de noviembre en el campus.



wj en