Skip to content
Alibaba registra un crecimiento de ingresos plano por primera vez



CNN Negocios

Alibaba acaba de registrar un crecimiento de ingresos plano por primera vez desde que se convirtió en una empresa pública, pero a los inversores no parece importarles.

Las acciones del gigante chino de la tecnología y el comercio electrónico subieron más del 6% en las operaciones previas a la comercialización en Nueva York el jueves. Sus acciones en Hong Kong habían cerrado anteriormente con una subida del 5,2%.

El estallido se produjo a pesar de que la empresa reportó ingresos de casi 205.600 millones de yuanes (unos 30.400 millones de dólares) en el trimestre que finalizó en junio, aproximadamente en línea con lo que registró en la misma época del año pasado.

Pero eso superó las previsiones de los analistas, y los ingresos netos también fueron mejores de lo esperado, con 22.700 millones de yuanes (3.400 millones de dólares).

Alibaba (BABA), propietaria de las plataformas de compras en línea enormemente populares Taobao y Tmall, no fue inmune al dolor económico de los bloqueos de Covid-19 en China a principios de este año.

La compañía dijo que sus ventas minoristas se desplomaron en abril y mayo, particularmente cuando Shanghái y otras ciudades chinas importantes lidiaron con restricciones pandémicas paralizantes que hundieron la demanda de los consumidores y crearon pesadillas logísticas.

Pero desde junio, el negocio se recuperó, particularmente “a medida que la logística y la situación de la cadena de suministro mejoraron gradualmente después de que disminuyeron las restricciones de Covid”, dijo el director ejecutivo Daniel Zhang.

En una conferencia telefónica el jueves, Zhang dijo que la compañía había visto destellos de recuperación en categorías como la moda y la electrónica, que se vieron muy afectadas anteriormente.

A pesar de que el crecimiento prácticamente se detuvo, Zhang trató de darle un buen giro a los últimos resultados y señaló que la empresa había superado las «condiciones económicas blandas» para «obtener ingresos estables».

Sin embargo, advirtió sobre un camino difícil por delante, señalando riesgos económicos más amplios.

“Las incertidumbres externas, que incluyen, entre otras, la dinámica geopolítica internacional, el resurgimiento de Covid y las políticas macroeconómicas y tendencias sociales de China, están más allá de lo que nosotros como empresa podemos influir”, dijo Zhang a los analistas.

“Lo único que podemos hacer en este momento es centrarnos en mejorar”, dijo, y agregó que Alibaba se había centrado en reducir las pérdidas en negocios como sus unidades de supermercados y entrega de alimentos.

Pero Alibaba se ha enfrentado a preguntas más importantes últimamente, particularmente después de su incorporación a una lista de vigilancia clave de la Comisión de Bolsa y Valores de EE. UU. el viernes pasado. Al igual que otras empresas chinas, la medida pone al titán tecnológico en riesgo de ser expulsado de Wall Street si los auditores estadounidenses no pueden inspeccionar completamente sus estados financieros.

Alibaba ha tenido durante mucho tiempo una cotización primaria en Nueva York, donde sus acciones se han negociado desde una oferta pública inicial masiva en 2014.

Ahora, parece estar extendiendo sus apuestas. La semana pasada, la compañía anunció planes para actualizar su cotización secundaria en Hong Kong a una cotización primaria. El cambio podría tener lugar a finales de este año y daría acceso a las acciones a más inversores de China continental.

Eso ocurre justo cuando se ve que uno de los mayores patrocinadores de Alibaba se está retirando.

El Financial Times informó el jueves que SoftBank (SFTBF) había «vendido más de la mitad» de sus participaciones en la empresa china, citando presentaciones de ventas a plazo vistas por el periódico.

SoftBank no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.