Andalucía abre una investigación a su ex número dos en Salud por los contratos a dedo a la empresa que le ha fichado

Este miércoles, la Consejería de Justicia de la Junta de Andalucía abrió una investigación interna al número dos de la Consejería de Salud hasta hace tres meses, Miguel Ángel Guzmán, tras su polémico fichaje por la aseguradora privada Asisa, que acaba de contratarle como director médico para Andalucía.

La apertura del expediente –denominado “procedimiento informativo”– se produce apenas unas horas después de que elDiario.es en Andalucía desvelara los contratos de contratación que Guzmán adjudicó a su actual empresa, por valor de 43,6 millones de euros, mientras era gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS).

Los contratos de emergencia, amparados en el marco legal que habilitó el Gobierno central ante la pandemia de Covid-19, no cuentan con publicidad, concurso ni inspección previa. Las adjudicaciones a Asisa se realizaron a través del grupo hospitalario HLA, en el que la aseguradora agrupó todos sus centros clínicos en 2016. Tanto Guzmán como la propia Junta se aferran a esta distinción para defender que su fichaje no vulnera la Ley de Incompatibilidades de altos cargos .

El Departamento de Justicia y Función Pública, en el marco de una “tarea de inspección”, debe ahora aclarar si tanto la contratación de Guzmán por parte de Asisa como los contratos de contratación que le adjudicaron entre enero de 2021 y junio de 2023 violan la Ley andaluza de Incompatibilidades de altos cargos .

El entonces directivo de la SAS firmó el expediente original de los contratos sin concurso público y dos de las tres prórrogas que ampliaban su vigencia y presupuesto inicial de 70 a 243 millones de euros. Los hospitales de Asisa coparon casi el 18% de estos contratos seleccionados y fueron el primer o segundo adjudicatario en cinco de las ocho provincias andaluzas.

El primer paso del Departamento de Justicia ha sido enviar una solicitud de documentación tanto al ex viceministro como a los órganos administrativos de los que era responsable, es decir, al SAS y al propio Ministerio de Sanidad, que encabeza Catalina García. , confirman fuentes del Departamento. Departamento de Justicia a elDiario.es.

La ministra de Sanidad ha asegurado que «se analizará todo lo que lleve la firma de su ex mano derecha» y ha lamentado que Guzmán no le avisara antes de fichar por Asisa y ella tuvo que «descubrirse por la prensa». Desde su departamento confirman que «se está recopilando toda la documentación de todos los contratos firmados por Miguel Ángel Guzmán, tanto en el SAS como en el ministerio, para pasarla» al Departamento de Justicia.

El denominado “procedimiento informativo” en la administración pública es “el paso previo a la iniciación del procedimiento sancionador o, en su caso, al archivo del expediente”.

La investigación interna que ha iniciado el Ministerio de Justicia, también responsable del área de Función Pública, puede archivar el caso, si no percibe indicios de infracción, o remitirlo a la Oficina Andaluza contra el Fraude y la Corrupción, como ya han hecho. Ya lo han hecho hoy dos grupos de izquierdas en la oposición: Por Andalucía y Adelante Andalucía.

La Oficina Antifraude tiene facultades sancionadoras; si confirma un supuesto de incompatibilidad en el paso de la administración pública a la privada del ex Ministro de Salud, podrá sancionarlo y comunicárselo directamente. La ley que regula la creación de esta oficina, de 2021, modificó algunos aspectos de la Ley de Incompatibilidades de Altos Cargos de Andalucía, entre ellos la competencia sancionadora. Guzmán se enfrenta a una inhabilitación para ejercer cargos públicos en la Junta de Andalucía de hasta un máximo de diez años.

Tras desvelarse la adjudicación de 44 millones de euros a hospitales y clínicas de Asisa durante su etapa como gerente de SAS, la aseguradora insiste en que no se están «replanteando» la contratación de Guzmán, que aún no se ha hecho efectiva, aunque su incorporación está prevista. previsto para el próximo lunes. «Señor. Guzmán ha comunicado que ha iniciado los trámites para garantizar que no existe incompatibilidad. Creemos que se incorporará y que será fantástico para él y para nosotros, porque valoramos su experiencia”, subrayan fuentes de Asisa.

Su salto desde lo más alto de la gestión sanitaria pública andaluza a una de las mayores aseguradoras privadas de España -con una decena de hospitales y centros clínicos en Andalucía- ha levantado una tormenta de críticas y quejas de la oposición, que acusa a Guzmán de incumplir los Ley de Incompatibilidades por haber ignorado el plazo mínimo de dos años que exige la norma para poder ingresar en una empresa del sector en el que han tenido competencias directas.

Guzmán niega que su paso de la alta dirección de la sanidad pública andaluza a una aseguradora privada, en apenas tres meses, incurra en incompatibilidad alguna ni en puertas giratorias porque Asisa «no tiene actualmente ninguna relación contractual con la Junta de Andalucía». .

Tanto Asisa como fuentes del Ejecutivo andaluz coinciden en separar a la aseguradora -que ha contratado a Guzmán- del Grupo HLA, que incluye los hospitales privados que recibieron los contratos de SAS firmados por el entonces directivo. “Son dos cosas distintas”, advierten, aunque la matriz es la misma.

Plazo obligatorio de dos años.

La Ley de Incompatibilidad de Altos Cargos de Andalucía prohíbe “el desempeño, por sí o por interpuesta persona, de cargos de cualquier clase, funciones de dirección o representación, así como el asesoramiento y la mediación de empresas o sociedades concesionarias, inmobiliarias, contratistas de obras, servicios o suministros, o con participación o ayuda del sector público, cualquiera que sea su configuración jurídica.”

El Ministro de Justicia, José Antonio Nieto, explicó este miércoles que el objetivo de esta ley es que “nadie aproveche su pertenencia a un Gobierno de la Junta para tener una ventaja” pero -aclaró- el motivo de la norma es no es “un castigo que le impida desempeñar una tarea profesional, que tenga que estar encerrado en un convento por dos años, porque eso implicaría que quien fuera parte del Gobierno quedaría prácticamente inhabilitado para cualquier otra acción en el futuro.»

Fuentes del Palacio de San Telmo, sede de la Junta, se inclinan por ver una «total compatibilidad» en el paso del ex número dos de Sanidad a la aseguradora privada porque, aseguran, «no hay una relación directa entre los cargos que Guzmán sostuvo. en la administración pública y el cargo directivo que ahora ocupará en una compañía de seguros”.

Todos los partidos de la oposición han exigido que se aclare este asunto, desde Vox hasta el PSOE, aunque la bancada de izquierdas ha subido el tono al hablar directamente de la «corrupción política», «complot» y «macrocausa» de Moreno para el «desmantelamiento de cuidado de la salud.» público a favor de las empresas privadas”. Los socialistas andaluces avanzan que su grupo en el Congreso de los Diputados citará a miembros del Ejecutivo andaluz a declarar ante la comisión de investigación de los contratos adjudicados por la Junta a clínicas privadas.

––––––

Son tiempos difíciles para el periodismo independiente y riguroso. Por eso, queremos pediros que, si podéis, nos ayudéis y apoyéis. Colaborar con la independencia de elDiario.es y elDiario.es en Andalucía. Contigo es posible.

Hazte miembro de elDiario.es y apoya a nuestro equipo editorial en Andalucía

Next Post

Welcome Back!

Login to your account below

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.