Skip to content
«Apagón», una serie hecha por los mejores directores y guionistas de España

San Sebastián, 23 sep (EFE).- La serie “Apagón” (Movistar Plus+) reúne en sus cinco capítulos a algunos de los directores y guionistas más prestigiosos de España, un “experimento” surgido de una mesa de talento convocada por Fran Araújo que desmonta la vieja creencia de que el ego de los cineastas les impide trabajar juntos y bien.

“Siempre él creído muchísimo en el trabajo de colaboración entre las personas, sé que hay un prejuicio sobre que la gente que se dedica a esto con cierto nivel tiene mucho ego. Mi experiencia ha sido lo contrario: cuanto mejores son, mucho más fácil”, ha dicho el ‘showrunner’ en una entrevista con Efe.

Los directores y guionistas Alberto Rodríguez, Rodrigo Sorogoyen, Isaki Lacuesta e Isa Campo, que debuta en la dirección en solitario (codirigió con Lacuesta “La owna pell” en 2016) y firma también un par de guiones, y los guionistas Isabel Peña y Alberto Marini, se unieron hoy a Araújo para defender la serie en el Festival de San Sebastián, donde se presenta en Sección Oficial fuera de concurso.

“Llamé a los cinco soñados”, dice Araújo: Isa Campo, Rafael Cobos, Isabel Peña, Alberto Marini e Isaki Lacuesta y, partiendo del podcast de José A. Pérez Ledo “El gran apagón”, “montamos una mesa de guion en la que desarrollamos catorce o quince ideas que fuimos destilando hasta llegar a los cinco episodios que se han quedado”.

Después, se presentaron los argumentos a los directores, que “curiosamente -se ríe el creador-, eligieron todos trabajar con el guionista de siempre”.

Campo explica a Efe que hubo meses “fantaseando sobre cómo sería esa situación distópica, que luego vimos que de verdad podía pasar, y empezamos a pensar el mundo que se creaba en cada escenario: qué habría pasado en las ciudades, en una urbanización, en un pueblo…”.

En ese sentido, Lacuesta agrega que Araújo quería que hubiera capítulos con mensajes colectivos, que “reivindicasen que trabajando juntos, todo va mejor, y el planteamiento de unir guionistas y cineastas que, aparentemente, venimos de géneros distintos, está concordante con eso”.

Campo y Lacuesta no recuerdan ninguna otra vez que se haya hecho así. “La mesa de talentos fue increíble, pero de logística y de producción fue muy compleja. No se pudo aprovechar decorados, no repites actores, cada capítulo es una película y, además, los capítulos se hicieron simultáneamente”, algo bien raro, dice el director catalán, “hoy que sólo se piensa en economía”.

El primer capítulo, “Negación”, que dirige Sorogoyen, con guion de Peña, es el que plantea el problema que se viene encima a la humanidad: se acerca una tormenta solar de tal calibre que, si llega al planeta, provocará un apagón energético total.

“El gran atractivo del capítulo es que es una situación de gran tensión en la que un grupo de personas tienen que tomar una decisión importantísima, aún sin tener una certeza científica cien por cien de que vaya a suceder; el conflicto -dice Sorogoyen a Efe- ya está servido”.

Peña ha confesado a Efe que la parte más seductora del proyecto era para ella era adaptar una historia muy contada en otras películas y “hacerla nuestra, ir metiendo el país que somos en pequeños guiños que, en realidad, lo tiñen todo”.

“Emergencia”, dirigida por Raúl Arévalo que firma el guion junto a Marini y Araujo, ocurre unas semanas después del apagón en un hospital donde los equipos médicos están desbordados; Empiezan a cambiar las prioridades y no todos están de acuerdo con los esfuerzos que les exigen.

El tercero, “Confrontación” -con guion de Isa Campo, que también lo dirige-, va sobre la relación entre un grupo de chavales “salvajes”, solos en medio del desastre, y una adolescente de urbanización, superprotegida por sus asustados padres.

El cuarto, “Supervivencia”, de Rodríguez con guion de Cobos, es la historia del hombre como lobo para el hombre.

“La idea era trabajar cuál sería el último lugar al que llegaría el apagón, qué ser humano le afectaría menos, y pensó que sería un pastor trashumante”, señala Araújo.

“Si viniera un apagón así, las ciudades perderían toda autonomía, sin abastecimiento, y se hundirían en la miseria porque, en el fondo son antinaturales. Cuando va pasando el tiempo, los urbanitas están muertos de hambre, pero no tienen recursos ni oficio para conseguir lo más básico. Y de pronto encuentran un pastor”.

Para Araújo, era importante que el último capítulo “fuera propositivo y una reivindicación de lo colectivo, y que transmitiera esperanza hacia el ser humano”, detalla Lacuesta, directora del quinto, “Equilibrio”.

El ‘showrunner’ explica que la serie está concebida con finales cerrados, pero abiertos a la vez. No es un oxímoron. Se entenderá perfectamente a partir del próximo 29 de septiembre, su fecha de estreno en Movistar Plus+.