Skip to content


La vida es buena para algunos jubilados de la NBA que usan ganancias millonarias para hacer lo que quieren. Pero otros dicen que les ha costado encontrar una nueva identidad sin el baloncesto.