Skip to content
Asia se prepara para recibir el 2023 con fiestas tras el COVID

Los juerguistas comenzaron a reunirse en los principales centros urbanos de la región de Asia y el Pacífico el sábado para celebrar el primer Año Nuevo sin restricciones contra el COVID-19 desde que comenzó la pandemia en 2020.

Si bien el coronavirus continúa causando muerte y consternación, especialmente en China, que está luchando contra un aumento de infecciones en todo el país después de relajar repentinamente sus estrictas medidas, las autoridades ahora tratan el virus como una amenaza con la que vivir.

En China, se han organizado celebraciones en la Gran Muralla de Beijing, mientras que en Shanghái las autoridades bloquearán el tráfico a lo largo del Bund para permitir que los transeúntes se reúnan en el paseo marítimo en la víspera de Año Nuevo. El parque de atracciones Disneyland de la ciudad ofrecerá un espectáculo especial de fuegos artificiales para dar la bienvenida a 2023.

Se espera que más de un millón de personas acudan en masa al paseo marítimo de Sydney para una celebración de un millón de dólares que girará en torno a la diversidad y la inclusión.

Los organizadores dijeron que el elemento principal de la fiesta de Nochevieja será una cascada con los colores del arcoíris. Se lanzarán más de 7.000 fuegos artificiales desde lo alto del Puente del Puerto de la ciudad, más otros 2.000 desde la Ópera.

Es la “fiesta que Sydney merece”, dijo Stephen Gilby, productor de los principales eventos y festivales de la ciudad, a The Sydney Morning Herald.

En Melbourne, la segunda ciudad más grande de Australia, los organizadores organizaron un espectáculo de fuegos artificiales para las familias a lo largo del río Yarra al atardecer, antes de un segundo espectáculo a la medianoche.

La nación insular del Pacífico de Kiribati será el primer país en ingresar en 2023, una hora antes que sus vecinos Nueva Zelanda.

En Auckland, se esperan grandes multitudes bajo la Sky Tower para la cuenta regresiva de 10 segundos que precederá a los fuegos artificiales que darán la bienvenida al nuevo año. Se espera que las festividades tengan una buena acogida luego de que la pandemia obligara a cancelarlas hace un año.

Gb1-SP