Skip to content
Berlín toma el control de la filial alemana de Gazprom

Alemania decidió este lunes tomar temporalmente el control de Gazprom Germania tras el anuncio del grupo ruso, a finales de la semana pasada, de su «retirada» de la filial alemana. Una medida excepcional destinada a garantizar el suministro energético del país.

Esta es una medida sin precedentes en lo más alto de lo que está en juego en términos de seguridad energética para Berlín. El Estado alemán tomará el control temporal de la filial alemana del gigante ruso Gazprom, por su «importancia para el suministro» de energía, anunció este lunes 4 de abril el ministro de Economía, Robert Habeck.

La agencia federal de redes se convertirá en administradora de «Gazprom Germania» hasta el 30 de septiembre, de la que Gazprom era el único propietario. Sin embargo, el grupo anunció el viernes su «retirada» de esta filial, sin señalar de inmediato un comprador, creando un desenfoque sobre el futuro de la entidad en medio de un conflicto por el gas ruso.

Las filiales de Gazprom son los operadores de las principales infraestructuras de almacenamiento de gas y combustible en Alemania. Gazprom Germania cuenta a su vez con varias filiales en Reino Unido, Suiza y República Checa.

“El gobierno está haciendo lo necesario para garantizar la seguridad del suministro en Alemania, y esto incluye no exponer la infraestructura energética a decisiones arbitrarias del Kremlin”, explicó Robert Habeck durante una rueda de prensa.

“Los derechos de voto de los propietarios de Gazprom Germania se transfieren a la agencia federal de redes”, la Bundesnetzagentur, que “puede tomar todas las decisiones necesarias para garantizar el suministro”, detalló el ministro.

Nacionalización de las filiales de Rosneft prevista

El viernes, el gigante ruso anunció en un comunicado de prensa que había “terminado su participación en Gazprom Germania y todos sus activos el 31 de marzo” sin detallar la nueva estructura de propiedad.

Berlín, sin embargo, dice que «sabía» de una adquisición de la empresa por parte de entidades de «orígenes inciertos», que deberían haber sido informados al gobierno, y de un «deseo de liquidar» Gazprom Germania.

Esta «incertidumbre sobre la titularidad» de Gazprom Germania y la necesidad de «garantizar la seguridad de suministro» de la energía del país impulsaron al ministerio a tomar esta medida excepcional.

Según la prensa alemana, Berlín también consideraría nacionalizar las filiales del primer grupo petrolero ruso Rosneft, un actor clave en el mercado de la gasolina como operador de refinería.

Con AFP