Skip to content
Boluarte no acudirá al juramento de Lula por falta de vicepresidente

La Presidenta de Perú, Dina Boluarte, enviará a Brasil al Primer Ministro, Alberto Otárola, y a la Canciller, Ana Gervasi, para la toma de posesión de su homólogo Luiz Inácio Lula da Silva, uno de los líderes de izquierda en América Latina que apoyó su sube al poder tras la destitución de Pedro Castillo por haber intentado disolver el Congreso.

El gobierno peruano había manifestado especial interés en que Boluarte estuviera presente en el cambio de mando en Brasil, pero no pudo materializarse por la falta de un vicepresidente que pueda asumir las funciones de la presidenta durante su ausencia, tal como establece la Constitución. del país andino. .

Los ministros viajarán el sábado para asistir a la ceremonia prevista para el 1 de enero y regresarán al país un día después, según la resolución.

Otárola y Gervasi habían destacado la conveniencia de que Boluarte ejerciera la diplomacia presidencial y señalaron que Brasil era una gran oportunidad para dar ese paso en la región, donde gobiernos de izquierda se distancian de ella y apoyan a Castillo.

Para Gervasi, este viaje fue una oportunidad para que Boluarte aclarara «ciertas dudas que pueden tener algunos países respecto a lo ocurrido constitucionalmente en el Perú».

Lula fue uno de los primeros líderes de la izquierda latinoamericana en hablar favorablemente de la llegada de Boluarte a la presidencia. “Tengo entendido que todo fue enviado dentro del marco constitucional”, dijo el pasado 7 de diciembre el presidente electo de Brasil.

Boluarte asumió el poder después de que Castillo, que había sido presidente desde 2021, fuera destituido por el Congreso tras intentar disolver la cámara con un mensaje televisivo el 7 de diciembre. El presidente, que había sido compañero de fórmula de su antecesor, se desempeñó como vicepresidente y fue su sucesor constitucional.

Castillo está bajo custodia mientras las autoridades lo investigan por supuesta rebelión y conspiración. Su detención y el cambio de gobierno desataron protestas que han dejado 27 muertos y centenares de heridos. Los manifestantes exigen nuevas elecciones, el cierre del Congreso y la dimisión de Boluarte.

Gb1-SP