Skip to content
Brasil triunfa en su entrada ante Serbia con doblete de Richarlison

Brasil accedió con éxito al Mundial de Rusia 2022 al vencer este jueves (2-0) a Serbia en el estadio Lusail de Doha. La Seleçao, a la que le costó encontrar fallos en la defensa serbia, acabó rajando en la segunda parte a duros rivales que no existían en el frente de ataque.

Primer partido de Brasil en el Mundial-2022 y primera victoria. La Seleçao consiguió dar con la llave del candado de la defensa serbia (2-0), el jueves 24 de noviembre, y empezó la competición con tres puntos, gracias en especial a su delantero Richarlison.

La Seleçao arranca en 4-2-3-1 con su cuarteto Neymar, Raphinha, Vinicius Junior y Richarlison. Mientras tanto, los serbios están posicionados en una formación 5-3-1-1 con Mitrovic al frente, apoyado por Tadic. En el arranque del partido, Serbia no se resintió del juego de la Seleçao y no dudó en irse a duelo, como Pavlovic, avisó prematuramente (7mi). Pero Brasil sabe proyectar peligro rápidamente: basta un pase deslumbrante de Casemiro a Neymar, en el área contraria, para intentar regatear a todos los defensas serbios… pero el balón finalmente es despejado (10mi).

El peligro también puede venir a balón parado: Neymar intenta engañar al portero contrario en un saque de esquina (14mi), que obliga a este último a despejar el puño a córner. El segundo disparo no hace nada. El primer cuarto de hora de este partido es en general equilibrado entre los dos equipos, aunque la Seleçao tiene capacidad para llenar el partido en cualquier momento con su cuarteto ofensivo.

Los brasileños están luchando por el momento para romper el bloqueo serbio, con las Águilas sólidas defensivamente. Casemiro intenta un disparo desde media distancia pero lo atrapa sin preocupaciones (21mi). El partido pierde ritmo poco a poco, con Brasil sin mostrar su velocidad y Serbia dominando la mayoría de los duelos. Así que la Seleçao debe conformarse con destellos para esperar debilitar a su rival, como cuando Silva lanza a Vinicius solo en el eje… pero Milinkovic-Savic interviene con el puño en el suelo y despeja al toque (27mi). Tres minutos después, Raphinha se encuentra en la profundidad pero este intento no funciona (30mi).

Brasil todavía tropieza con un bloque serbio bien establecido, incluso si Raphinha aún logra encontrar una falla al aparecer en la entrada del área serbia. Su disparo es detenido finalmente sin problema por el portero contrario (35mi). La Seleçao, a pesar de algunas aceleraciones prometedoras, luchó para poner en aprietos a su rival durante la primera mitad. Ni siquiera Vinicius supo aprovechar un raro error defensivo de su rival para enmarcar (41mi). Los dos equipos lógicamente vuelven al vestuario con empate.

Brasil empuja… y Richarlison golea a Serbia

El segundo tiempo se reinicia con una gran oportunidad para Brasil: en una mala recuperación serbia, Raphinha llega sola ante Milinkovic-Savic, pero el portero serbio permanece impasible y desvía el balón (46mi). Entonces Neymar decide acelerar: Gudelj derriba a Neymar en la entrada de su área y es advertido. El delantero parisino transforma la falta… desviada a córner por la barrera (50mi). Raphinha está entonces cerca de encontrarse solo para disparar a puerta, pero Pavlovic despeja el balón en una entrada impecable (53mi).

Brasil multiplica las aceleraciones en el inicio del segundo tiempo, haciendo más febriles a los serbios. Y el peligro está cada vez más cerca, como en esta acción en la que Vinicius encuentra a Neymar en el área… pero este último destornilla su volea (55′).mi). La Seleçao cree desbloquear el marcador poco después, pero un tiro flotante de Sandro desde 25 metros acaba en el poste serbio (60mi). Y pasó lo que tenía que pasar: Vinicius acierta, Milinkovic-Savic se desvía en su eje y Richarlison emerge en zorro de las superficies para abrir el marcador en la portería vacía (62′).mi, 1-0). Brasil concreta lógicamente su buen inicio de la segunda mitad.

Serbia tendrá que exponerse para remontar el marcador pero le falta precisión, como en la cabeza de Pavlovic tras un córner (69mi). Un minuto después, otro córner para los serbios y golpe de calor esta vez en la superficie de la selección brasileña, que lucha por despejar el balón… pero la Seleçao acaba respirando sin haber encajado gol (70mi). Serbia no tendrá tiempo de remontar el marcador mientras Brasil despega… ¡y cómo! Richarlison dobla la apuesta (73mi2-0) al anotar uno de los mejores goles de este Mundial: servido en el área por Vinicius, continúa con un control para mantener el balón en el aire luego con una media volea aérea imparable.

Serbia busca anotar después de conceder el segundo gol de Brasil. Pero aún quedan diez minutos y la Seleçao no parece decidida a gestionar su ventaja. Casemiro llega de pleno eje y manda un tiro rizado en la claraboya contraria. El larguero serbio rechaza su intento (81mi), pero el 3-0 no estaba lejos. Rodrigo (82)mi) luego Fred (83mi) también van allí con su disparo, pero Milinkovic-Savic salva el suyo. Rodrygo luego intenta otro tiro encrespado (87mi) pero se escapa por poco del marco. Este final de partido pinta como una eliminatoria para Serbia, y aunque el marcador no se mueva al final, la Seleçao puede estar satisfecha con su velada: lo esencial está asegurado.

El Mundial de Qatar más allá del fútbol: