Skip to content
Cinco consejos para mejorar el IRPF de los autónomos en 2023

Imagen de la confluencia de las céntricas calles Pintada, Cristo y Puerta del Mar en Nerja. / E. CABEZAS

Los trabajadores por cuenta propia tienen que conocer aspectos como las facturas de este año, beneficios y gastos deducibles

Aunque todavía quedan unos meses para hacer la declaración de la Renta de 2023, entre mayo y junio, a los contribuyentes les quedan menos de dos semanas para poder sacarle el mayor partido posible al momento de rendir cuentas ante el fisco. En esta tesitura se encuentran también los más de 3,3 millones de trabajadores autónomos de este país, de los que más de 130.000 son malagueños. Entre sus obligaciones tributarias tienen la de saldar su situación con respecto al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Desde la asesoría fiscal especializada en autónomos Declarando han aportado una serie de consejos para que los profesionales por cuenta propia puedan aprovechar estos últimos días de año y optimizar su resultado en la futura de la Renta, ya sea para reducir una declaración ‘a pagar’ o para aumentar una ‘a devolver’.

Como indican desde Declarando, la fecha clave es el mencionado 31 de diciembre, día en el que termina el ejercicio fiscal de 2022 a ojos de Hacienda. Es por eso que hasta esa jornada los autónomos pueden optar por diversas operaciones que les otorguen ventajas de cara a la declaración que realizarán el próximo año.

En primer lugar, el autónomo debe saber cuál es la estimación de su declaración en este momento antes de ponerse manos a la obra para optimizar el resultado. Para ello, puede mejorar el simulador de Hacienda, al que se puede acceder desde este enlace de la Agencia Tributaria, en la dirección web https://sede.agenciatributaria.gob.es/Sede/irpf/gestiones-irpf.html

Desde la asesoría especializada en autónomos Declarando explican que hay que estimar el beneficio a final de año y las retenciones de IRPF de las facturas o los pagos del modelo 130.

En segundo lugar, hay que controlar el tramo de IRPF. En función de este tramo en el que se encuentre el autónomo le puede resultar más beneficios para la declaración retrasar algunas facturas para que cuenten ya en 2023 o incluso no aceptar clientes hasta el próximo año con el objetivo de no subir de tramo, ya que al ser un impuesto progresivo pagará por más IRPF en la declaración de 2022.

En tercer lugar, los expertos de Declarando apuestan por aprovechar en gastos o inversiones. Al igual que se pueden programar los tramos de IRPF en la medida de lo posible, el autónomo también puede aprovechar para realizar gastos o inversiones que le proporciónn deducciones de última hora en la declaración de 2022, especialmente en aquellos casos en los que se pretenden hacerlo en los primeros meses de 2023.

En cuarto lugar, los profesionales por cuenta propia tienen que ayudarse de la inversión financiera. De esta forma, para no caer en ese posible aumento de tramo existe la opción de destinar parte de los recursos en inversiones financieras, planes de pensiones, amortizaciones de hipotecas, revisión de cuotas a la Seguridad Social o con la suscripción de seguros médicos o de responsabilidadcivil.

Por último, en quinto lugar, los autónomos deben «exprimir» los gastos deducibles inherentes a la actividad. Son los gastos que necesita el autónomo para poder desarrollar un cabo su actividad por cuenta propia y permitir deducciones que pueden repercutir de forma beneficiosa en el resultado de la declaración. Desde Declarando destacan, en este sentido, la compra y reparación de bienes de inversión, la adquisición de vehículos, si se usa exclusivamente para la actividad, o los gastos de atención a clientes o proveedores.

Por otro lado, cabe recordar que los autónomos abrirán el año 2023 con un cambio clave en sus cotizaciones a la Seguridad Social. La razón es el paso a un sistema de cotización por tramos de rendimientos reales, que pretende ajustar más las aportaciones de los trabajadores por cuenta propia, una medida encuadrada dentro de la ‘reforma Escrivá’ de las pensiones.

Este nuevo sistema obliga a los autónomos a declarar sus ingresos reales. Se contemplan 15 tramos y cada uno tiene una base máxima y otra mínima de cotización, entre las cuales el autónomo podrá. Será a esa cantidad a la que se apliquen las cotizaciones, resultando la cuota a pagar a la Seguridad Social a partir de 2023.

wj en