creció un 0,8% en el primer trimestre, el mayor avance en casi dos años

Las sorpresas positivas se han convertido en algo normal para la economía española. El crecimiento del PIB (Producto Interior Bruto) volvió a superar las expectativas en el primer trimestre. La actividad económica creció un 0,8% entre enero y marzo de este 2024, respecto al cierre de 2023, liderando el mayor avance trimestral en casi dos años y a la cabeza de la eurozona.

El incremento del PIB fue una décima mayor de lo esperado por el INE a finales de abril. Principalmente, gracias al despertar de la inversión empresarial por el despliegue del Plan de Recuperación y la inversión en vivienda. Y también, de nuevo, por la fortaleza del sector exterior, especialmente por el auge del turismo y las exportaciones de otros servicios.

El ministro de Economía, Comercio y Empresas también destaca que “la contribución del consumo privado” es un crecimiento equilibrado, impulsado por mejoras en el poder adquisitivo. En parte, por la moderación de la inflación. Pero, sobre todo, por “la creación de empleo de calidad”.

La tasa de crecimiento interanual, respecto al mismo trimestre del año pasado, es del 2,5%. Esta cifra es la que el propio Carlos Body y la mayoría de instituciones y centros de análisis esperan que se acerque el crecimiento del PIB en nuestro país para el conjunto del año, manteniendo el ritmo de 2023 y superando las expectativas de principios de año.

Hace una semana, la ministra de Economía anunció que el Gobierno actualizará su previsión de crecimiento en el informe sobre la situación económica de nuestro país que enviará a la Comisión Europea en julio, confirmando la inercia positiva de la actividad en los últimos años, que ha No ha dejado de sorprender positivamente, gracias a “los cambios estructurales” en el mercado laboral debido a la reforma laboral y gracias al despliegue del Plan de Recuperación, financiado por la UE. Ambos factores se reflejan en las cifras récord de creación de empleo, y se reflejan en el gasto familiar.

El año pasado, los factores que más dinamizaron la economía fueron “el consumo público (es decir, inversión/gasto de las Administraciones)”, el mercado laboral (con nuevas contrataciones en sectores de alto valor añadido y en su gran mayoría menos precarizados) y la inversión exterior. (con el protagonismo del turismo pero también de las exportaciones de otros servicios).

Con esta inercia, en 2024, todas las organizaciones coinciden en destacar en las revisiones al alza de sus previsiones el repunte del consumo de los hogares y la reactivación de la inversión empresarial. Y es una tendencia que se ha confirmado en este primer trimestre.

Next Post

Welcome Back!

Login to your account below

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.