Skip to content
Crisis energética en Mallorca: se busca un ahorro del 25 %

El próximo martes (9 de agosto), el gobierno español plan de emergencia para el ahorro de energía entrará en vigor. La ministra para la transición ecológica, Teresa Ribera, se reunirá este martes con representantes de los gobiernos regionales para repasar las medidas aprobadas por el Consejo de Ministros el pasado lunes. El objetivo es ahorrar hasta un 25% de energía.

La medida que más ha llamado la atención y generado mayor polémica preocupa aire acondicionado – un mínimo de 27 grados en edificios públicos, comercios y transporte público. Sin embargo, el ministro dice que el decreto aprobado a principios de esta semana «debe aplicarse con flexibilidad». El gobierno ya lo ha demostrado. Ante la protesta del sector hostelero, el mínimo para bares y restaurantes será de 25 grados.

Instituciones públicas en Mallorca ya han adoptado determinadas medidas y dictado instrucciones relativas al apagado de luces y aire acondicionado. Para las empresas, la reunión del martes debería dar una indicación más clara de la flexibilidad que hay, ya que Ribera reconoció que «las discotecas, las cocinas y los gimnasios (por ejemplo) requieren temperaturas diferentes a las de una librería».

Otra medida se refiere puertas automaticas para comercios. Se calcula que se pueden lograr ahorros de alrededor del 20% al permitir que las puertas se cierren y no tenerlas abiertas permanentemente. Pero hay un problema particular para las tiendas que no tienen puertas automáticas, cuáles tendrán que instalarlas y cuánto costará.

El presidente en Baleares de la asociación Arimpa de empresas que instalan y mantienen estas puertas, Rafel Sotomayor, dice que las puertas requieren «importante inversión» pero que se pueden hacer «ahorros tangibles». Se promete asistencia financiera, pero aún no se ha cuantificado. Sotomayor, por su parte, sugiere que los miembros de su asociación están preparados para atender la demanda de instalación.