Skip to content
Croacia adopta el euro y se une al espacio Schengen – RT en francés

Croacia ha adoptado el euro y se ha adherido al espacio Schengen de libre circulación, casi 10 años después de unirse a la Unión Europea. El país, una de las economías más débiles de la eurozona, sufre una alta inflación.

Croacia ha adoptado el euro y se ha adherido al espacio Schengen de libre circulación, dos grandes pasos para este pequeño país balcánico que se adhirió a la Unión Europea hace casi una década. Croacia se ha despedido de su moneda, la kuna, para convertirse en el vigésimo miembro de la zona euro.

Al mismo tiempo, se convierte en el Estado número 27 en unirse al espacio Schengen, un vasto espacio en el que más de 400 millones de personas pueden viajar libremente sin controles fronterizos internos.

Los diarios locales elogiaron los dos hechos el 31 de diciembre, el diario Lista Vecernji llamándolos la «corona de la membresía en la UE» de Croacia, donde se espera para la ocasión a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, el 1 de enero.

Este país, en la Unión Europea desde julio de 2013, declaró su independencia de Yugoslavia en 1991 y el conflicto que siguió (1991-1995) cobró unas 20.000 vidas.

Los líderes croatas destacan regularmente los beneficios que creen que obtendrán sus 3,9 millones de compatriotas al unirse a la zona euro y al espacio Schengen.

La situación económica en Croacia, una de las economías más débiles de la UE, no pinta bien. En noviembre, la inflación allí alcanzó el 13,5%, frente al 10% en la zona euro.

Este new deal inspira cierta desconfianza en la población. En los últimos días, los clientes han hecho fila frente a bancos y cajeros automáticos para retirar dinero, por temor a problemas de liquidez tras el período de transición.

El domingo temprano, el gobernador del banco central retiró simbólicamente euros de un cajero automático en Zagreb.