Skip to content
Croacia cambia al euro, los croatas se preocupan por su poder adquisitivo

Croacia se convierte, este domingo, en el vigésimo país de la zona euro y el vigésimo séptimo miembro del espacio Schengen. En la capital Zagreb, como en el resto del país, las opiniones se dividen entre el optimismo y el miedo a la subida de precios. El informe de nuestro equipo en Croacia: Laurent Rouy, Kruno Perkovic y Aleksandar Cvrkotic.

La moneda croata, la Kuna, vive sus últimas horas. Croacia se convertirá, el domingo 1 de enero, en el vigésimo país de la zona euro. Como la guerra en Ucrania ha causado inflación global, los croatas temen que la nueva moneda aumente aún más los precios que ya son altos.

Para controlar la inflación, el gobierno croata impuso el doble etiquetado y congeló ciertos precios. Envía controladores: los «compradores secretos». El programa ha permitido identificar prácticas cuestionables, entre errores de visualización y el vals de las etiquetas.

Confundidas por el cambio en sus hábitos de consumo, las personas mayores podrían verse especialmente afectadas por el paso al euro. El banco central les ha proporcionado convertidores de divisas. Pero solo hay 60.000 para 1,2 millones de pensionistas.