Skip to content
Cuando el huracán Ian inundó la casa de su madre, este ex oficial de policía nadó casi media milla para rescatarla



CNN

Después de que el huracán Ian azotara la costa oeste de Florida, un hombre de Naples caminó a través de casi media milla de agua inundada para salvar a su madre de 85 años.

Johnny Lauder, un exagente de policía, le dijo a CNN que entró en acción después de que su madre, que usa una silla de ruedas, llamó presa del pánico y dijo que el agua entraba a toda velocidad en su casa y le llegaba al pecho.

“Solo quería llegar allí”, dijo Lauder. “Sabía que el tiempo era esencial. Se le estaba acabando el tiempo. Y solo tienes que mantenerte enfocado y cavar y cavar y cavar”.

Lauder compartió un video de su angustioso viaje por calles que se habían convertido en ríos para llegar a su madre.

Llegó a su casa y la encontró con el agua hasta el cuello, pero feliz de ver a su hijo.

“El agua llegaba hasta las ventanas y la escuché gritar adentro”, dijo Lauder. “Fue un susto y un suspiro de alivio en ese momento: un susto pensando que podría estar lastimada, un suspiro de alivio sabiendo que todavía había aire en sus pulmones”.

La casa de su madre estaba llena de tanta agua que los muebles y otros artículos flotaban a su alrededor, según muestra un video compartido por Lauder.

Lauder dijo que sabía que su madre había estado en el agua durante algún tiempo y estaba temblando de frío. “Sé por mi entrenamiento cómo es el inicio de la hipotermia, y no iba a permitir que eso sucediera”, dijo.

La apoyó en una mesa y trató de mantenerla caliente.

“Encontré que lo único seco en toda su casa era un juego de sábanas en el estante más alto”, dijo Lauder a CNN. “Agarré las sábanas y lo primero que dijo fue: ‘No son mis buenas sábanas. No los mojes’”.

Cuando el agua comenzó a retroceder, el hijo de Lauder, que vive cerca, también corrió en ayuda de su abuela, y padre e hijo trabajaron para llevarla a tierra firme. Empujaron su silla de ruedas por el agua hasta un lugar seguro.

Su madre ahora está en el hospital recibiendo tratamiento por una infección bacteriana, pero en general está bien, dijo. “Está abrigada, está segura, eso es todo lo que importa”, dijo Lauder.

El huracán Ian tocó tierra el miércoles pasado como un furioso huracán de categoría 4, azotando Florida con marejadas ciclónicas récord, vientos dañinos, inundaciones catastróficas y atrapando a los residentes en sus hogares. Desde entonces, los equipos de rescate de todo el estado han realizado cientos de rescates y continúan buscando sobrevivientes.