Skip to content

Tras visitar la devastada ciudad de Bucha y otras liberadas de las tropas rusas, el presidente de Ucrania advirtió este martes que las bajas podrían ser aún mayores en otras localidades como Borodyanka.

«Hoy ha sido un día realmente difícil. Emotivo», dijo Volodomyr Zelenskyy en un mensaje de video después de regresar de las ciudades liberadas de Stoyanka, Irpin y Bucha.

«Esta área no se ve como ayer. Los cuerpos de las personas asesinadas, los ucranianos asesinados ya han sido retirados de la mayoría de las calles. Pero en los patios, en las casas, aún quedan muertos», dijo.

Zelenskyy dijo que el gobierno ha iniciado una investigación sobre todo lo que han hecho las tropas rusas, y que «hay información sobre más de trescientas personas asesinadas y torturadas solo en Bucha. Es probable que la lista de víctimas sea mucho mayor cuando el toda la ciudad está controlada».

(…)