Skip to content
Diputados de LR atrapados en el fuego cruzado – RT en francés

Sus votantes de un lado, el gobierno y sus concesiones del otro. El partido de Eric Ciotti aparece dividido en vísperas de la llegada a la Asamblea del texto de la reforma de las pensiones. Los republicanos, sin embargo, esperan ser los árbitros.

Mientras el partido presidencial y sus aliados esperan ganar una mayoría en el hemiciclo del Palais Bourbon gracias al apoyo de los republicanos (LR), no todas sus voces parecen estar ganadas a la reforma de las pensiones.

Según un recuento realizado por France Inter, solo 15 de los 62 diputados de LR votarían a favor de la reforma, menos de los 16 que ya han dicho a los medios que votarían en contra del texto. Una no alineación de los cargos electos que tanto encanta al oficialismo cuanto que, como recordaba el 25 de enero en France Info Olivier Marleix, presidente del grupo en la Asamblea, LR no daría instrucciones de voto.

“Muchos están esperando a ver cuál será el texto que saldrá en el Parlamento”, asegura el diputado por Eure-et-Loir. Presentado el 23 de enero en el Consejo de Ministros, el texto debe llegar a comisión el 30 de enero. Si Olivier Marleix asegura que dentro de su grupo se mantiene la «convicción» de que «hay que hacer una reforma de las pensiones» y que los puntos de acuerdo ya encontrados con el Gobierno «nadie los discute», el jefe de diputados de LR cree que algunos puntos todavía se puede mejorar.

Largas carreras y disparidades entre hombres y mujeres en el centro de la discordia

La retirada del «atraco» a las pensiones privadas, la revalorización de las pequeñas pensiones -incluidas las de los actuales jubilados- así como la rebaja de la edad de jubilación a los 64 años en lugar de los 65 son los «tres requisitos previos de los republicanos que han sido aceptados por el Gobierno. Sin embargo, a los ojos de Olivier Marleix, subsiste un gran problema relacionado con el mayor impacto de esta reforma en las mujeres que en los hombres. “Este es uno de los fallos revelados en el análisis del texto: para algunas mujeres desaparece la ventaja de ocho cuartos por hijo”, subraya la diputada.

Sin embargo, este último se niega a hablar de una “línea roja” en este punto, a diferencia del diputado de Lot Aurélien Pradié. Durante una entrevista en el plató de LCI el 18 de enero, explicó que esa disparidad de género frente a esta reforma, además de no “respetar a quienes empezaron a trabajar temprano”, constituían a su juicio “líneas rojas”.

“Tengo todo el interés en votar en contra si quiero ser reelegido”

“No te dejaré ir”, insistió a Ruth Elkrief esta vicepresidenta de la LR. El que ya duda de la palabra del gobierno sobre la revalorización prometida de las pensiones pequeñas.

Mismo tono de desconfianza por parte de Xavier Bertrand, presidente de LR de la región de Hauts-de-France. Aunque ya no es diputado, el excaballero retirado de la UMP aseguró este 25 de enero en LCI que si aún fuera diputado no votaría por esta reforma. Una reforma que, según él, carece de “justicia”. “Es una reforma de la gente que está bien para la gente que está bien”, dijo en BFM TV el 11 de enero. El excandidato a la candidatura de LR para las elecciones presidenciales adopta así la visión opuesta del presidente del partido, Eric Ciotti, que obtuvo las concesiones del Gobierno y que defiende la versión actual del texto con los sindicatos.

La causa de esta fractura sigue siendo la hostilidad de los miembros y votantes de LR. “Si no votamos por esto, ya no tenemos una aventura colectiva. Tengo todo el interés de votar en contra si quiero ser reelegido, pero entonces perdemos toda credibilidad”, declara a la AFP un diputado de LR a favor de la reforma. También sondeado por la agencia de prensa, el partido presidencial estaría molesto por estos republicanos que «cargan[nt] el ladrido».