El Banco de España advierte de que no puede votar tipos en el BCE hasta que el Gobierno releve a Hernández de Cos

El Banco de España ha advertido de que no podrá votar sobre los tipos de interés oficiales en las reuniones del consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) hasta que el Gobierno de coalición releve a Pablo Hernández de Cos como gobernador de la institución. En la última, la semana pasada, se decidió recortar el ‘precio’ oficial del dinero -0,25 puntos, del 4,5% al ​​4,25%- y empezar a revertir la austeridad monetaria que, desde 2022, asfixia a las familias hipotecadas, y que ha perjudicado al consumo en general, a la inversión empresarial y a la actividad en su conjunto, como estrategia para luchar contra la inflación.

El director general de Economía y Estadística del Banco de España, Ángel Gavilán, explicó, en la rueda de prensa de presentación de su informe trimestral sobre la economía española, que está «conversando» con el organismo europeo para resolver este tema si el Ejecutivo no nombrar un nuevo gobernador antes de la próxima reunión de su consejo de gobierno el 18 de julio.

Hay muchas posibilidades de que el debate interno en el BCE sobre nuevos recortes de tipos de interés sea intenso, dado que hay posiciones más agresivas, que temen un nuevo aumento de la inflación, y posiciones más preocupadas por el crecimiento económico, que es muy débil en de la eurozona en su conjunto, con la notable excepción de España.

El mandato de Hernández de Cos expiró este martes. Inmediatamente, la vicegobernadora Margarita Delgado, cuyo mandato sigue vigente durante unos meses (hasta otoño), ha asumido sus funciones, aunque la normativa del BCE le impide votar en su consejo de gobierno. “Ella puede asistir, y hablar, pero no votar”, detalló Ángel Gavilán en conversación con periodistas.

El consejo de gobierno del BCE está formado por el comité ejecutivo del organismo, presidido por la presidenta Christine Lagarde y el vicepresidente Luis de Guindos, y del que forman parte el economista jefe y otros miembros (siempre con la presencia de las grandes economías de la eurozona: Alemania, Francia, Italia, España…), y se suman los gobernadores de los bancos centrales de cada socio (el del Bundesbank, el de la Banca d’Italia, el de la Banque de France o el del Banco de España).

Todos estos miembros votan decisiones sobre política monetaria, incluida la de bajar o no los tipos de interés, lo que se traslada directamente al Euribor (y, por tanto, a las hipotecas). En estos momentos, si nada cambia, el Banco de España ha perdido su derecho a voto.

“Si la próxima votación es muy reñida, la pérdida de la votación pasaría a ser importante”, argumentó Ángel Gavilán este jueves. El saliente Hernández de Cos venía afirmando que quería despedir su mandato como gobernador con la bajada de tipos que finalmente llevó a cabo el BCE el pasado jueves.

Estos y otros comentarios en el mismo sentido sitúan al exgobernador del lado de las ‘palomas’, lo que en la jerga monetaria sirve para identificar las posiciones menos agresivas, frente a las de los ‘halcones’. Es decir, el consejo de gobierno habría perdido (de momento) una votación más favorable para continuar con las bajadas de tipos de interés, que no abundan en el organismo de la institución. Sobre todo, la opacidad de las actas de las reuniones del órgano principal del BCE impide saber con detalle qué vota cada gobernador.

Pablo Hernández de Cos fue el último nombramiento del Gobierno del Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy, en 2018, poco antes de la moción de censura que propició la primera Ejecutiva del PSOE de Pedro Sánchez. El actual presidente ahora tiene que elegir un nuevo gobernador. O gobernadora, y la cuestión de género es importante porque nunca ha habido una mujer al frente del Banco de España. Un tema relevante es que es una decisión del Gobierno.

Aun así, normalmente las sucesiones en la institución han sido pactadas entre los dos grandes partidos de nuestro país. Aunque, lo cierto es que, en los últimos años, los ejecutivos de la coalición han tenido que convivir con un Banco de España que ha reaccionado a todas sus políticas económicas, con informes contra las subidas del SMI (Salario Mínimo Interprofesional), de la indexación de las pensiones al IPC (Índice de Precios al Consumo) o a la reforma laboral.

El nuevo nombramiento del gobernador, y la posterior designación del cargo de vicegobernador (Margarita Delgado habría sido la más cercana al PSOE), podría verse condicionado en esta ocasión por otras instituciones que tienen que ser renovadas con consenso, especialmente tras la Crisis del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en este tipo de negociaciones entre el PP y el PSOE.

Next Post

Welcome Back!

Login to your account below

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.