Skip to content
El Barça acaba el año con un 1-1 ante el Espanyol

El Barcelona terminará el año en lo más alto de la Liga española y con Robert Lewandowski en el campo, después de que los azulgranas registraran un amargo empate 1-1 ante el Espanyol el sábado en el derbi catalán.

Marcos Alonso envió adelante al Barça con un cabezazo a los siete minutos.

José Luis Mato «Joselu» igualó en el minuto 73 de penalti, gracias a una falta que le cometió Alonso en el área.

Los blaugranas retomaron la actividad tras 50 días de baja por el Mundial de Qatar con un empate que acabó con una racha de cinco victorias en Liga, pero que les mantiene al frente por diferencia de goles con 38 puntos, número par del Real Madrid, que en El viernes venció 2-0 al Valladolid en la jornada 15.

El partido se convirtió en feria de tarjetas por parte del colegiado Antonio Mateu Lahoz, que expulsó a Jordi Alba, del Barcelona, ​​en el 78′, ya Vini Souza, del Espanyol, en el 80′. Mateu sacó una tarjeta roja a Leandro Cabrera tras recurrir al VAR en el 82. En total, cada equipo vio seis amarillas y una roja.

El derbi estuvo envuelto en polémica después de que el Barça obtuviera este viernes una medida cautelar de la Audiencia Central de Madrid para que Lewandowski pudiera jugar, tras ser expulsado en el último partido ante Osasuna antes del parón mundialista.

El delantero polaco vio dos tarjetas amarillas y recibió tres partidos de sanción por saludar al árbitro. Después de que todas las instancias deportivas no revocaran el fallo, el conjunto culé recurrió a la justicia ordinaria para que se realizara una nueva revisión sobre el número de duelos sancionados.

El Espanyol -que se encontraba en la 16ª posición con 13 unidades- protestó la medida a favor de Lewandowski. No envió representación de la dirección al Camp Nou, afirmando que la medida era injusta, ya que había comenzado el día en que se anunció este recurso por parte de la justicia española.

Alonso se estrenaba como goleador en el campeonato tras encontrar un par de rebotes con la cabeza tras un saque de esquina, que aprovechó para enviar su cabezazo a la red.

La reacción de los visitantes llegó al complemento en una de sus pocas incursiones en el área, cuando «Joselu» recibió un pase filtrado que, al intentar rematar, fue obstaculizado por un pisotón de Alonso, con el que el árbitro pitó penalti.

El portero perico Álvaro Fernández preservó la igualdad en el tramo final al realizar una providencial intervención a tiro de Andreas Christensen.

Tras el empate llegó la feria de tarjetas arbitrales. Esto provocó una serie de protestas, lo que resultó en que el juego requiriera una prórroga de nueve minutos.

Gb1-SP