Skip to content
El ciclismo femenino sigue al final del pelotón en el Lot

lo esencial
El Lot acogerá la 4ª etapa del Tour de Francia femenino el 26 de julio entre Cahors y Rodez. Si el evento es significativo, la práctica del ciclismo femenino sigue rezagada en nuestro departamento, al igual que Francia.

Todos se felicitan: el Lot volverá a albergar una etapa del Tour de Francia, esta vez para mujeres. Una nueva celebración en torno al ciclismo ya que la 4ª etapa partirá de Cahors el 26 de julio, pasará por Saint-Cyr-Lapopie, y la costa de Saint-Jean-de-Laur para terminar en Rodez. Si los corredores van a ser el centro de atención, esto no es realmente el caso en el día a día ya que solo hay unos diez de ellos en nuestro departamento… El Lot no es una excepción francesa ya que las mujeres representan el 10% del total de licenciatarios de la Federación Francesa de Ciclismo (FFC). Esto representa, en general, 10.000 licenciatarios. La FFC también señala que el número de licenciatarios disminuye una vez que las jóvenes pasan a la edad adulta. Menos del 5% de los adultos con licencia mayores de 30 años son mujeres.

Competiciones exclusivamente masculinas

¿Qué explica que el ciclismo no atraiga a más mujeres? ¿Se están quedando atrás los clubes? Cuando otros deportes con una imagen igualmente masculina, inicialmente lograron adaptarse a la evolución social creando equipos y secciones femeninas como el rugby y el fútbol. En el club de Cahors, uno de los más grandes de Occitania, son solo tres licenciatarios de 130… En particular Sandra Faurie que también es la única mujer en el comité ciclista departamental de Lot como secretaria. Para ella, varias razones explican esta falta de mujeres en el ciclismo. “Es un deporte muy exigente, hay que entrenar al menos tres veces por semana para tener cierto nivel y divertirse. Para algunos que tienen una vida familiar, no siempre es posible”.

Oriane García entrena todos los sábados
DR

La joven de 31 años bajó los pedales desde hace unos meses ya que está esperando su primer hijo. Y según ella, también hay un problema de seguridad que admite haber sentido en la carretera. “Es complicado entrenar sola en carreteras rurales, por la tarde por ejemplo. Sufrimos muchas veces pitidos, bocinazos o balbuceos”, confiesa.

En los últimos años, sin embargo, ha visto a más y más mujeres andar en bicicleta por placer. Pero los entrenamientos y las salidas con hombres de cierto nivel pueden desanimar a más de uno, sobre todo a los principiantes. Ni hablar de los casi inexistentes concursos para mujeres en el Lot y en los departamentos vecinos. «Les femmes se retrouvent à courir avec les hommes, les courses ne sont pas adaptées à leur niveau. Il y a un décalage, c’est beaucoup plus dur pour elle. Ça n’incite pas à s’engager localement» déplore-t -ella. Algunos quedan excluidos de los grupos en el camino, suelen ser los farolillos rojos, los últimos en las subidas del puerto.

Falta de visibilidad

Violaine Delrieu, de 49 años, lo experimentó pero no la desanimó al contrario. Con cuatro competiciones en 2022, incluido el Campeonato Regional, una carrera exclusivamente femenina por una vez, donde terminó 3ª en su categoría de 45-50 años de… tres ciclistas, ¡no podemos impedir que pedalee! Se enamoró de su compañero como de su pasión por el ciclismo hace tres años. «¡Tengo mi entrenador personal!» ella bromea Desde el año pasado, el ciclista está despedido en el club de Bretenoux por las competiciones. Entrena los miércoles y sábados. «Somos unos buenos quince, solo hombres la mayor parte del tiempo, hay otras dos mujeres con licencia. Hacemos dos grupos de niveles o bucles adaptados con desviaciones para los más fuertes. Pero hay buen ambiente. El club es feliz de tener mujeres», se regocija.

El ciclismo femenino sigue al final del pelotón en el Lot

Violaine Delrieux en el 3er paso en los Campeonatos Regionales Femeninos
DR

Desde la partida de Jeannie Longo, el ciclismo femenino ha sufrido una falta de visibilidad. Ante el mastodonte que es el Tour de Francia exclusivamente masculino desde 2009, es difícil hacer soñar a las mujeres, sobre todo a las jóvenes. «Creo que hay un problema de representación. Solo ves hombres, las mujeres no tienen modelos a seguir y creo que viene de ahí. Espero que el Tour de Francia femenino cambie cosas como el ciclismo de montaña», subraya Oriane García, 17 años de edad. Ciclista desde hace tres años, es la única chica entre unos quince chicos de la escuela de ciclismo del club de Cahors. Pero afortunadamente “no hay diferencia de trato, estoy muy bien integrado y me considero del mismo nivel que los que tienen otros tantos años de experiencia”, finaliza. Por lo tanto, todos estos ciclistas de Lotoise estarán en las carreteras el 26 de julio para apoyar la 4ª etapa del Tour de Francia femenino.

Si bien el triatlón todavía atrae tanto a las mujeres…

Si el ciclismo está al final del grupo, el triatlón y todas sus disciplinas siguen atrayendo a las mujeres. Pascale Lacoste-Molina, de 46 años, tiene un palmarés soberbio: subcampeona de Francia de duatlón en su categoría Máster para mayores de 40 años el año pasado y dos veces campeón regional. Empezó tarde, hace 10 años. “Nunca había visto el ciclismo solo como un deporte asequible, tenía miedo, quizás demasiado masculino. El triatlón sigue siendo accesible, en el club de Cahors hay todos los niveles y permite que las mujeres principiantes lo ‘prueben’.Hay un grupo de ocio y un grupo de competición”, explica el atleta, que también es entrenador de carrera de adultos y miembro del comité de dirección del club.

El ciclismo femenino sigue al final del pelotón en el Lot

Christian Arades entrena a la subcampeona francesa de duatlón Pascale Lacoste-Molina
MDD – Sara Nabli

Con una veintena de mujeres entre 80 socios, el club de triatlón quiere destacar a la mujer y trata de atraer a la mujer. “Antes se veía como un deporte elitista, pero se ha democratizado y las mujeres son más atrevidas. La diversidad de disciplinas atrae. Hay un grupo de jóvenes con chicas competitivas que van a los campeonatos de Francia de triatlón y acuatlón. El entrenamiento es mixto y amistoso”, dice Pascale Lacoste-Molina.

Por cierto, otra mujer es entrenadora: Laure Tarade es entrenadora de natación en el club y también está muy involucrada en el comité directivo. Christian Arades, de 76 años, entrena voluntariamente a una decena de mujeres en ciclismo, ve unidas a estas triatletas. Entrenador desde hace más de 50 años, lamenta que no haya más en los clubes ciclistas. «Hay muchos de ellos en los grandes clubes más estructurados como Toulouse. Pero aquí es el triatlón el que seduce, las pruebas son más sencillas, los entrenamientos menos restrictivos con la carrera o la natación», explica quien recorre 21 mil km por año en bicicleta!