Skip to content
El juez retrasa el juicio de Proud Boys en medio de la incertidumbre del comité del 6 de enero

La decisión también destaca la tensión entre el Departamento de Justicia y el comité selecto del 6 de enero, que simultáneamente recopila evidencia sobre el papel de Proud Boys en el ataque, así como sus conexiones con figuras en la órbita de Trump. El panel ya contó con varios acusados ​​de Proud Boys por su nombre en su conjunto de audiencias públicas en curso, incluido el presidente nacional Enrique Tarrio, Florida Proud Boy Joseph Biggs y New York Proud Boy Dominic Pezzola.

El representante Jamie Raskin (D-Md.) también planea dirigir una audiencia posterior, programada para julio, que se centrará en el nexo entre el mundo de Trump y el extremismo doméstico, incluidos los Proud Boys. El Departamento de Justicia ha señalado que la audiencia podría crear publicidad previa al juicio adicional para los Proud Boys.

El departamento ha instado al comité selecto en las últimas semanas a compartir las transcripciones de los 1,000 testigos con los fiscales, pero el panel hasta ahora se ha negado, prefiriendo retener el control exclusivo de la evidencia que ha reunido. Los fiscales se quejaron de que la reticencia del comité ha obstaculizado su capacidad para avanzar en el enjuiciamiento de Proud Boys, y acordaron que la posibilidad de que se hiciera pública evidencia adicional creaba un “prejuicio” potencial que justificaba un retraso en el juicio.

El representante Bennie Thompson (D-Miss.), presidente del comité selecto del 6 de enero, dijo que anticipaba comenzar a compartir algunas de sus pruebas con el Departamento de Justicia en julio, pero no antes de que el comité completara su lista de audiencias públicas. Sin embargo, enfatizó que no sería una “transcripción compartida” y que el comité no permitiría que el departamento se quedara con el material, solo lo revisaría.

“Creo que podemos resolver eso”, dijo.

La propuesta de Thompson puede presentar un desafío adicional para el Departamento de Justicia. Kelly ha ordenado al departamento que comparta de inmediato cualquier evidencia nueva que reciba del comité con los acusados ​​para cumplir con las obligaciones de descubrimiento e intercambio de evidencia. Pero si al Departamento de Justicia se le permite ver la evidencia solo en los espacios del comité, no está claro cómo el departamento la compartiría con los abogados de Proud Boys.

Tarrio es el único acusado de conspiración sediciosa que se opuso a retrasar el juicio, alegando que sería imposible para él recibir un juicio justo con un jurado imparcial en Washington, DC, ya sea en agosto o diciembre.

Kelly rechazó una sugerencia del Departamento de Justicia de comenzar la selección del jurado a mediados de diciembre, pero pospuso las declaraciones de apertura hasta principios de enero. A pesar de las preocupaciones de varios de los acusados ​​sobre el desafío de elegir un jurado imparcial, Kelly dijo que no era «ciencia espacial» y que no quería retrasar el comienzo del juicio una vez que se formara el jurado.

“Creo que tenemos la obligación una vez que integremos al jurado de seguir adelante sin descanso”, dijo Kelly.

Más bien, dijo, si el Departamento de Justicia y los Proud Boys están de acuerdo, consideraría retrasar la selección del jurado hasta enero, para evitar interrupciones relacionadas con las festividades.

Cuando se le preguntó sobre el retraso del juicio, Raskin dijo que estaba interesado en leer la justificación de Kelly. Se negó a decir si veía el interés del Departamento de Justicia en la evidencia del comité como una razón legítima para retrasar el juicio.

El panel ya entrevistó a Tarrio, quien rindió declaración en febrero. No está claro si otros miembros de Proud Boys se han presentado a entrevistas, incluidos aquellos que enfrentan cargos de conspiración sediciosa u otros delitos graves por su papel en el ataque del 6 de enero. Docenas de miembros del grupo, junto con aliados que no eran miembros oficiales, han sido acusados ​​de participar en los disturbios del 6 de enero y muchos de ellos se han declarado culpables.

Politico