Jannah Theme License is not validated, Go to the theme options page to validate the license, You need a single license for each domain name.
Noticias del mundo

El número de desertores norcoreanos que huyen a Corea del Sur cae drásticamente desde la pandemia

MADRID, 19 de noviembre (EUROPA PRESS)-

El número de ciudadanos norcoreanos opuestos al régimen de Kim Jong Un que han conseguido salir del país hacia Corea del Sur ha sufrido un drástico descenso en los últimos años, desde el estallido de la pandemia de coronavirus, según Choi Jae Hoon, representante de Amnistía Internacional Corea .

Durante una entrevista para Europa Press, Choi señaló que en 2019, un año antes de que la COVID-19 estallara en todo el mundo, Amnistía Internacional registró la llegada de más de mil desertores norcoreanos a Corea del Sur. Durante los años pico del coronavirus, este número se redujo a solo unas docenas.

Actualmente, aunque la ONG ha reconocido la dificultad de registrar el número de ciudadanos que abandonan Corea del Norte, apenas hay constancia de personas que huyen del régimen de Kim, que en los últimos tiempos ha aprobado leyes más restrictivas contra los desertores, que se enfrentan incluso a penas de muerte.

Precisamente una de las personas que logró huir de Corea del Norte en 2019, antes de la pandemia de coronavirus, fue Jo Eun Sil, una joven norcoreana de 26 años que se refugia bajo este seudónimo y que contó su historia durante una entrevista. en la sede de Amnistía Internacional en Madrid.

Jo ha detallado cómo era su vida cuando aún vivía en la zona sur de Corea del Norte, acostumbrada a la «presión» ejercida por el régimen de Kim y a la exhaustiva «vigilancia» del gobierno. En esta situación, Ella Jo aprovechó los contactos de una tía suya exiliada en Corea del Sur para aventurarse a huir del Norte.

Ese familiar se ofreció a cubrir los 23.000 euros que Jo necesitaba para salir de Corea del Norte, un viaje que duró más de mes y medio y que le llevó primero a China -la fase más cara del viaje-, luego a Laos, más tarde a Tailandia y finalmente a Corea del Sur.

En ese viaje, la joven norcoreana tuvo que superar amplios sistemas de seguridad, vallas fronterizas e incluso tuvo que cruzar algunos de los principales ríos de Corea del Norte. Sin embargo, la propia Jo ha reconocido que durante su viaje disfrutó de unas condiciones de seguridad «bastante altas».

Al recordar cómo era la vida en Corea del Norte, Jo señaló que los jóvenes allí, como era su caso, deben combinar horas de estudio con una jornada de trabajo en el campo o en las fábricas sin recibir ningún salario. «Tampoco existe el concepto de fin de semana o tiempo libre», lamentó.

EN COREA DEL SUR «EL TIEMPO PASA MÁS RÁPIDO»

Por el contrario, Jo reconoce que ahora en Corea del Sur -país donde ya recibió la nacionalidad- «el tiempo pasa más rápido» porque estudia lo que le gusta y hace lo que quiere, no como cuando vivía en el Norte. , donde el día a día parecía «mucho más largo» debido a la innumerable lista de actividades obligatorias.

Así, Jo ha contado con alivio cómo le ha cambiado la vida al huir al sur de la península de Corea, donde también niega haber sufrido discriminación alguna y está trabajando para adaptarse a las costumbres de un país donde no siente miedo a ser deportada. a Corea. del Norte, ya que tampoco es una exiliada política.

Cuestionada sobre la situación de sus familiares que aún residen en Corea del Norte, Jo reconoció que no han sufrido una persecución especial por parte del régimen norcoreano, al tiempo que destacó que «siempre apoyaron» su ambición, motivados por «razones». ideológico», de salir del país.

Asimismo, la joven desertora norcoreana ha señalado que en las raras ocasiones en las que logra mantener contacto con sus padres y hermanos, estos le transmiten su intención de poder reencontrarse. En concreto, su hermano pequeño le pide «ayuda para que ella también pueda huir a Corea del Sur».

A partir de esta historia, el representante de Amnistía Internacional Corea ha aprovechado para denunciar la situación de los Derechos Humanos en Corea del Norte, y ha pedido a la comunidad y organizaciones internacionales que ayuden a abordar la situación.

Respecto a la represión de la disidencia en Corea del Norte, Amnistía Internacional ya afirmó en su informe anual que el régimen de Kim no permite críticas abiertas a autoridades o líderes. Según la ONG, podría haber hasta cuatro centros penitenciarios en territorio norcoreano que albergarían a cerca de 120.000 opositores políticos.

gn world

Jewel Beaujolie

I am a fashion designer in the past and I currently write in the fields of fashion, cosmetics, body care and women in general. I am interested in family matters and everything related to maternal, child and family health.
Botón volver arriba