Skip to content
El Real Mallorca no es el Real Madrid

La escupida derechos de denominación del estadio del Real Mallorca ha ignorado por completo la cantidad que las instituciones de la isla están dispuestas a desembolsar. El Mallorca, por si hace falta recordarlo, está en la máxima categoría del fútbol español, un estatus que trae consigo un valor de derechos de denominación de 1.815.000 euros. Más de dos años.

Puede que esto no parezca mucho para un club de LaLiga Santander, y si uno compara al Mallorca con otro Real, el Madrid, es comida para gallinas. Se ha hablado de un acuerdo de derechos de nombre para el Bernabéu de unos 400 millones, al año. Pero aunque Mallorca puede estar en la misma liga de fútbol, Real Madrid están en una liga de negocios totalmente diferente, una con un alcance global masivo. Son una marca mundial.

A modo de comparación, uno mejor podría ser con el otro gran club madrileño, el Atlético. Es uno de los pocos clubes de LaLiga que tiene un acuerdo de derechos de nombre. esto es con el grupo chino wanda y vale 9,6 millones de euros al año. A grandes rasgos, por tanto, el estadio del Atlético está valorado diez veces más que el del Mallorca. Dados los éxitos del Atlético en los últimos años, éxitos no compartidos por el Mallorca, los 900.000 euros anuales parecen un negocio razonable para el club palmesano.

Pero nadie ha estado objetando el dinero. la disputa es enteramente políticola presidenta del PSOE del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, habiendo sido acusada por los dos partidos que forman el pacto de gobierno en el Consell -Més y Podemos- de haber hecho el trato «en secreto» y, para colmo, de habérselo contado a la oposición antes de que ella se lo contara.

Cladera, naturalmente, refuta estas acusaciones. Sin embargo, para los socios del pacto, hay un claro tufillo de lo que les deparará el futuro. Habiendo buscado el respaldo de la derecha, en particular del Partido Popular, apuntan que el asunto del estadio ha sido «una buena prueba» para tomar otro camino. Con lo cual implican, o al menos creo que lo hacen, una política de turismo que se diferencia de la propia y no de la futura alianza electoral, por extraña que sea. un enganche del PSOE con el PP sería. Allí de nuevo … .

Las narices se han puesto firmemente fuera de juego, no por el dinero en efectivo (el Ayuntamiento solo está dispuesto a pagar 750 mil de todos modos, ya que el gobierno balear y el ayuntamiento de Palma pagarán el resto de la cuenta), sino por los derechos de nombre que se duplican como promoción turística. . el estadio ya esta Visita Mallorca. No es que nadie en Mallorca lo llame así, y nadie se inmutó cuando se adquirieron los derechos del nombre hace un par de años. Lo que plantea una pregunta sobre por qué se están calentando y molestando ahora, y otra sobre el impacto del arreglo existente que se estableció durante la pandemia, supuestamente como un medio para reactivar el turismo.

Los dos partidos insisten en que no hace falta más promoción turística, por toda la ‘masificación’ que hay actualmente. (Quizás los derechos de denominación funcionaron en ese momento). Si esta promoción turística abordara la estacionalidad, tal vez estaría bien, sugirieron. Pero no lo es, aunque no entiendo cómo pueden estar tan seguros de que podría no funcionar. Sin embargo, podría llamar al estadio Visita Mallorca en enero satisfacer a Més y Podemos?

Lo que estos partidos parecen temer, como han indicado los analistas, es un potencial alcance global de 130 millones de personas. Dios, ¿podrías imaginar eso? No, y yo tampoco, porque si bien Visit Mallorca puede parpadear brevemente en las pantallas de Oriente Medio o China, este aparente público objetivo no se apresurará a reservar viajes a Mallorca (no es que haya vuelos directos), como ya han decidido. para ir a Madrid. O Barcelona. Que es donde juegan los grandes, incluido el Atlético, que vendió el nombre de su estadio a un enorme conglomerado chino que está involucrado en la industria del deporte, entre otros.

El Real Mallorca no es el Real Madrid. Novecientos mil juegos 400 millones. liga diferente.

euroweeklynews En