Skip to content
España creó 471.000 puestos de trabajo en 2022 pese a la crisis derivada de la guerra de Ucrania

Las cifras de desempleo mostraron una caída el año pasado. / RC

El desempleo se redujo en 268.000 en el año en que entró en vigor la reforma laboral del gobierno y se otorgaron 2,3 millones de contratos de trabajo permanente adicionales

Las cifras de 2022 muestran que España logró resistir algunos de los efectos económicos de la crisis provocada por la invasión rusa de Ucrania, finalizando el año con 471.360 personas empleadas más que 12 meses antes y con un aumento significativo del empleo a partir del verano. Cerca de 20,3 millones de personas estaban afiliadas al sistema de Seguridad Social al finalizar el año, la cifra más alta jamás registrada.

Este fue también el primer año de la reforma laboral negociada entre el gobierno, los empresarios y los sindicatos, que el gobierno atribuye al aumento en el número de contratos de trabajo indefinidos firmados (2,3 millones más que al cierre de 2021).

Menos de 2,9 millones de parados

Las cifras de desempleo también muestran una caída en 2022, finalizando el año con 2.837.653 personas registradas en busca de trabajo. Se trata de 268.252 menos que hace 12 meses, “en una crisis económica internacional que sigue marcada por la incertidumbre”, apunta el Ministerio de Trabajo y Economía Social. Desde febrero de 2021, el peor mes para el empleo tras la crisis del Covid-19, el paro se ha reducido en casi 1,2 millones de personas.

En diciembre, el número de personas registradas como desempleadas se había reducido en 43.727. El número total de contratos de trabajo emitidos durante el mes fue de 1.189.917 de los cuales 464.152 fueron indefinidos. En términos absolutos, hubo 290.368 contratos indefinidos más que en el mismo mes de 2021.

Durante 2022 se firmaron un total de 18.310.343 contratos, 4.201.878 menos (18,7%) que en 2019, pero uno de los efectos esperados en términos de estabilidad de la entrada en vigor de la Reforma Laboral.