Skip to content
Estados Unidos demanda a Google por dominio en publicidad

El Departamento de Justicia de EE. UU. y ocho estados demandaron a Google el martes, alegando que su dominio en la publicidad digital perjudica a la competencia, los consumidores y los anunciantes, incluido el gobierno de EE. UU.

El gobierno alega que el plan de Google para consolidar su dominio ha consistido en «neutralizar o eliminar» a los rivales a través de adquisiciones y obligar a los anunciantes a usar sus productos al dificultarles el uso de los de la competencia.

La demanda antimonopolio se presentó en un tribunal federal en Alexandria, Virginia. El fiscal general Merrick Garland dijo en una conferencia de prensa el martes que el dominio de Google en el mercado publicitario significa que menos anunciantes pueden ofrecer sus productos sin pagar una suscripción u otras tarifas, porque no pueden confiar en que la competencia mantendrá los precios bajos en el mercado publicitario.

Como resultado del dominio de Google, señaló Garland, «los creadores de sitios web ganan menos y los anunciantes pagan más».

La demanda del Departamento de Justicia acusa a Google de monopolizar ilegalmente el servicio de publicidad en Internet al excluir a sus rivales. Esto incluye su adquisición en 2008 de DoubleClick, un servidor de anuncios dominante, y el posterior despliegue de tecnología que bloquea el proceso de licitación de los anuncios que se muestran en las páginas web en fracciones de segundo.

Google Ads Manager permite que los grandes anunciantes que tienen ventas directas significativas administren sus anuncios. Mientras tanto, el intercambio de anuncios es un mercado en tiempo real para comprar y vender anuncios en Internet.

La demanda requiere que Google separe tres negocios separados de su principal sitio de búsqueda, YouTube y otros productos como Gmail: la compra y venta de anuncios y la propiedad de la plataforma donde se lleva a cabo ese negocio.

Gb1-SP