Skip to content
Gobierno enfrenta reclamos por restricciones

Sólo hay unos pocos, pero si las reclamaciones por compensación financiera debido a las restricciones de Covid de tener éxito, el Govern balear podría enfrentarse a muchos más.

La mayor demanda es de 9,5 millones de euros por parte de la cadena de gimnasios McFit. Un operador de bingo reclama un millón de euros, mientras la sanidad privada Grupo Juaneda está presionando por 4,6 millones de euros, siendo su caso diferente a otros, ya que fue declarado servicio esencial y por tanto no podía acogerse al régimen de ERTE.

Estos reclamos están siendo procesados ​​actualmente por el gobierno, que finalmente los desestimará a todos, lo que significa que lo más probable es que sean llevados a los tribunales. Aunque difieren en ciertos aspectos, estas afirmaciones tienen en común el argumento de que Sentencias del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo falló contra los gobiernos de España y Baleares respecto de los dos estados de alarma y el toque de queda en Baleares.

Informes del Govern balear sostienen que su actuación fue consecuencia de la necesidad de actuar para proteger a la sociedad en su conjunto de una enfermedad potencialmente mortal. En cuanto a la decisión de declarar servicios esenciales las clínicas privadas, ésta fue tomada por el gobierno español y fue seguida por los cabildos insulares.

El Consejo Consultivo, el organismo que asesora al gobierno en asuntos legales, ha emitido sus propios informes sobre estos reclamos. Observa que si bien se derogaron ciertas disposiciones (por ejemplo, el toque de queda), ello no implicaba que fueran injustificadas y desproporcionadas, citando Organización Mundial de la Salud criterios y recomendaciones para evitar un aumento desmedido de contagios que hubiera agravado aún más la delicada situación del servicio de salud.

En otras regiones españolas, como Asturias y Madrid, las reclamaciones de indemnización han sido rechazadas por los respectivos gobiernos.