Skip to content
Japón interviene para apuntalar el yen


tokio
CNN Negocios

Japón trató de apuntalar el valor de su moneda el jueves comprando yenes y vendiendo dólares estadounidenses por primera vez en 24 años.

El yen se había desplomado anteriormente a su nivel más bajo desde 1998 después de que la Reserva Federal subiera agresivamente las tasas de interés mientras que el Banco de Japón mantuvo sus tasas en territorio negativo en un intento por impulsar su frágil recuperación económica. La moneda ha perdido alrededor de un 20% este año frente a un dólar estadounidense en alza.

«En el mercado de divisas actual, estamos viendo movimientos rápidos y unilaterales en el contexto de las actividades especulativas», dijo a los periodistas el jueves el viceministro de finanzas para asuntos internacionales de Japón, Masato Kanda.

“El gobierno está preocupado por estas fluctuaciones excesivas y acaba de tomar medidas contundentes”, agregó.

La decisión del jueves marca la primera vez desde 1998 que el gobierno japonés intervino en el mercado de divisas mediante la compra de yenes.

El jueves anterior, el Banco de Japón anunció que mantendría su política monetaria ultralaxa, reforzando su estatus atípico entre las naciones del G7 que están elevando las tasas de interés para controlar la inflación.

El banco central mantuvo las tasas de interés en menos 0,1 %, apenas unas horas después de que la Fed hiciera historia con su tercer alza consecutiva de tres cuartos de punto porcentual, elevando las tasas de referencia de EE. UU. hasta entre 3 % y 3,25 %.

Eso inicialmente hizo que el yen se desplomara a 145 por dólar estadounidense. Sin embargo, esas pérdidas se revirtieron tras la noticia de la intervención, y el yen se cotizaba por última vez a alrededor de 141, un 2% más.

El ministro de Finanzas, Shunichi Suzuki, dijo a los periodistas en una conferencia de prensa que la intervención cambiaria tuvo algún efecto y que Japón no aceptaría un exceso de volatilidad en el mercado.

Pero se negó a comentar si la intervención se llevó a cabo con el apoyo de Estados Unidos y solo dijo que Japón estaba en “contacto regular con los países interesados”.

Se creía que Japón había estado vendiendo activos denominados en dólares que posee, como los bonos del Tesoro de EE. UU., informó la agencia de noticias japonesa Kyodo.

Japón intervino por última vez para respaldar su moneda durante la crisis financiera asiática en 1998. Pero había intervenido más recientemente, en noviembre de 2011, para evitar que el yen se apreciara demasiado rápido frente al dólar, informó la emisora ​​pública NHK.