Skip to content
Juez encuentra a Matthew Martin no culpable en la primera absolución del 6 de enero

Un juez federal decidió el miércoles que un excontratista del gobierno de Nuevo México que afirmó que la policía lo dejó entrar al Capitolio durante los disturbios pro-Trump del año pasado no era culpable de cuatro delitos menores, la primera absolución relacionada con la extensa investigación del ataque. .

En un juicio sin jurado de dos días en el Tribunal Federal de Distrito en Washington, el acusado, Matthew Martin, admitió que entró al Capitolio el 6 de enero de 2021, junto con cientos de otros partidarios del presidente Donald J. Trump. Pero afirmó que no había infringido la ley porque dos agentes de la Policía del Capitolio le habían hecho señas para que entrara por una puerta.

Los fiscales argumentaron que el Sr. Martin estaba consciente de que había entrado ilegalmente al edificio dado que los signos del motín eran claramente evidentes a su alrededor, incluidos gases lacrimógenos y alarmas que sonaban.

Al fallar a favor de la defensa, el juez Trevor N. McFadden dijo que le parecía plausible que el Sr. Martin creyera que la policía lo había dejado entrar y, por lo tanto, no había entrado al edificio de manera inapropiada a sabiendas. El juez McFadden absolvió al Sr. Martin de cuatro delitos menores: entrar y permanecer en un edificio restringido; conducta desordenada y disruptiva en un edificio restringido; entrada violenta y conducta desordenada en un edificio del Capitolio; y desfiles, demostraciones o piquetes en un edificio del Capitolio.

Otros jueces no están obligados por el análisis del juez McFadden de las afirmaciones del Sr. Martin sobre la policía. Pero a raíz de la absolución, algunos acusados ​​que enfrentan cargos de bajo nivel que de otro modo podrían haberse declarado culpables podrían sentirse envalentonados para ir a juicio y probar los casos del gobierno en su contra. Más de 200 personas ya se han declarado culpables de delitos menores relacionados con los disturbios.

El caso del Sr. Martin, quien una vez tuvo una autorización de seguridad ultrasecreta como contratista privado del Departamento de Energía, fue el tercero relacionado con el ataque al Capitolio que fue a juicio.

A principios de marzo, un jurado condenó a Guy Wesley Reffitt, miembro de un grupo de milicianos de Texas, por obstruir la certificación del Congreso de las elecciones presidenciales de 2020 al ayudar a liderar un avance contra la policía que resultó en la primera violación violenta del edificio.

Unas semanas más tarde, en otro juicio sin jurado, el juez McFadden encontró a Couy Griffin, el fundador de un grupo llamado Cowboys for Trump, culpable de allanamiento durante los disturbios, pero no culpable de un segundo delito menor de conducta desordenada.

Un ex oficial de policía de Virginia, Thomas Robertson, también está siendo juzgado ahora en Washington. Se enfrenta a cargos de obstruir la certificación de las elecciones e interferir con los agentes del orden público durante un desorden civil.

grb8