Skip to content
Kim pide mas armas nucleares tacticas

Seúl (EFE).- El líder norcoreano, Kim Jong-un, ha clausurado un importante pleno del partido único instando a incrementar el arsenal de armas nucleares de corto alcance y presentando un nuevo sistema de artillería de gran calibre, según información hoy medios estatales , lo que apunta a que el régimen intensificará el espíritu beligerante que se mostrará en 2022.

«En una situación en la que Corea del Sur se ha convertido indudablemente en un enemigo evidente, la producción en masa de armas nucleares tácticas es importante y necesaria y por ello existe la necesidad de aumentar en proporción geométrica el número de ojivas nucleares», dijo Kim al cierre de un importante plenario del partido único que concluyó en la víspera en Pionyang.

Por tercer año Kim ha optado por desechar su antiguo discurso de Año Nuevo, que ha sido sustituido por su alocución para clausurar estos plenos diseñados para trazar las políticas de los próximos 12 meses.

Las palabras de Kim llegan tras un año en el que Corea del Norte ha realizado un número récord de ensayos, en torno al medio centenar, de armas de destrucción masiva y en el que la tensión en la península coreana se ha alcanzado nuevos máximos.

El régimen ha probado con éxito todo tipo de sistemas nuevos, desde misiles hipersónicos al Hwasong-17, su misil balístico intercontinental (ICBM) con mayor alcance potencial, o un nuevo motor de combustible sólido dedicado a mejorar la eficiencia de sus futuros ICBM, y en septiembre el propio Kim anunció una ley para autorizar los ataques nucleares preventivos.

Surcoreanos observan por televisión el lanzamiento de un misil desde Corea del Norte. EFE/EOAPA/Jeon Heon-Kyun

El incremento en el número de ensayos de misiles responde por un lado al plan de modernización armamentística aprobado en enero de 2021 y por otro se ha usado para replicar a Seúl y Washington, que, ante la falta de voluntad de diálogo, retomó el año pasado sus grandes maniobras militares y el uso rotatorio de activos estratégicos estadounidenses en la península.

Trabajo no defensivo

«La primera misión de nuestra fuerza nuclear es disuadir de una guerra y salvaguardar la paz y la estabilidad pero, si no logra la disuasión, entonces llevará a cabo su misión secundaria, la cual no será una labor defensiva», mencionó Kim en su discurso publicado hoy.

Al mismo tiempo, la agencia KCNA publicó una información adicional afirmando que el armamento que Pionyang probó el sábado y hoy mismo es un nuevo equipo de artillería de gran tamaño que durante el mencionado pleno del partido único.

El ejército surcoreano, que considera este tipo de sistemas como misiles balísticos de corto alcance (SRBM), informó el sábado el lanzamiento de tres de estos proyectiles y de otro adicional hoy domingo.

El artículo de la agencia estatal de noticias norcoreana, se trata de un nuevo lanzacohetes múltiple de 600 milímetros que vendría a ser similar al sistema conocido como KN-25 y que el propio Kim aseguró que puede ser equipado con cabezas nucleares tácticas.

En el cierre de la reunión el líder norteño también instó a seguir desarrollando misiles balísticos intercontinentales que sirven como elemento para «un rápido contraataque nuclear» ya poner pronto en órbita un satélite de reconocimiento que el régimen probó recientemente y que pretende tener listo en abril.

Cambios en la cupula militar

También se anunciaron hoy importantes cambios en la cúpula militar norcoreana, donde Ri Yong-gil cede el cargo de ministro de Defensa a Kang Sun-nam.

A su vez el hasta ahora ministro al frente de Seguridad Social, cartera encargada de la policía, Pak Su-il, pasa a ser el jefe del Estado Mayor del Ejército Popular de Corea (KPA) en sustitución de Ri Thae-sop, que vuelve a recuperar el cargo de ministro de Seguridad Social que ya ocupó entre diciembre de 2021 y junio del año pasado.

Los medios norcoreanos también informan que Pak Jong-chon, considerado una de las figuras emergentes del régimen, ha sido degradado sin especificarse la razón.

Pak era hasta ahora secretario del Comité Central y miembro del presidium del politburó, considerado como el órgano que concentra a las figuras más poderosas en Pionyang, además de vicepresidente de la poderosa Comisión Militar Central.

Pak fue además nombrado mariscal en octubre de 2020, aunque al verano siguiente fue degradado durante un par de meses por un incidente relacionado con los sistemas de cuarentena activados durante la pandemia que el régimen nunca llegó a especificar.