Skip to content
La difícil misión de superar a Lewandowski

Robert Lewandowski. / AFP

Barcelona

El polaco, que no estará en el derbi por sanción, ha obtenido en más de la mitad de los goles del Barça en Liga

Xavi Hernández tiene un auténtico quebradero de cabeza de cara al partido que su equipo tiene este fin de semana frente al Espanyol en el Camp Nou. El técnico de Tarrasa afronta el primero de los tres encuentros de Liga que deberá disputar sin Robert Lewandowski, un jugador capital en el engranaje culé y que ha participado en más de la mitad de los goles del Barça en el campeonato. Suplir al punta polaco es el primer gran reto de los azulgrana tras el regreso del Mundial.

Encontrar una fórmula para no perder gol en el inicio de año. Esa es la tarea que ahora mismo más ocupa a Xavi. El técnico azulgrana se ha encontrado con que el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) denegó la cautelar al polaco tras la expulsión que sufrió ante Osasuna y con que deberá improvisar un 9 de garantías para el derbi. No será una misión sencilla. Los números de Lewandowski son apabullantes. Ha marcado 13 goles y ha repartido cuatro asistencias en apenas catorce jornadas, o lo que es lo mismo, ha logrado en 17 de los 33 goles que ha hecho su equipo, un 51,5%. Estas cifras le han permitido convertirse en el eje sobre el que pivota todo el frente de ataque del nuevo proyecto culé. Él es el gol y cuando está sobre el campo las alternativas se multiplican.

Por eso, Xavi deberá reconstruir el frente de ataque para no perder mordiente en los próximos tres partidos. Lewandowski no estará ante Espanyol, Atlético de Madrid y Betis y las alternativas que maneja el Barça pasan por reconvertir a un extremo o confiar en los delanteros que hasta ahora no han sido tan habituales. La opción más viable a tenor de lo visto este curso pasa por reubicar a Ferran Torres o Ansu Fati. El ex del City ya ha jugado en ese rol este curso como falso nueve y es una opción que permitiría tener un jugador con mucha movilidad para generar espacios. La otra opción permitiría no variar el estilo, mantener un frente más de referencia y dar entrada a Memphis Depay, ya recuperaría totalmente los problemas físicos que arrastraba antes del Mundial, o incluso la optaría por un futbolista del filial como Víctor Barberá.