Skip to content
La mujer no tenía derecho a la píldora del día después

AITKIN, Minnesota, EE.UU. (AP) — Un jurado dictaminó el viernes que un farmacéutico del centro de Minnesota no violó los derechos de una mujer cuando se negó a proporcionarle anticonceptivos de emergencia hace más de tres años.

Andrea Anderson, madre de cinco hijos de McGregor, presentó una demanda en virtud de la Ley de Derechos Humanos de Minnesota después de que el farmacéutico, basado en sus creencias religiosas, se negara a satisfacer su solicitud. La ley estatal prohíbe la discriminación basada en el sexo, incluidas las cuestiones relacionadas con el embarazo y el parto.

El fallo se produce en medio de un debate político nacional sobre la anticoncepción bajo la ley federal, con la aprobación de un proyecto de ley por parte de la Cámara de Representantes de los EE. UU. que garantizaría el derecho a la anticoncepción. A los demócratas de la Cámara de Representantes les preocupa que una Corte Suprema conservadora de EE. UU. que ya borró los derechos federales al aborto pueda ir más allá y limitar el uso de anticonceptivos.

Los líderes del grupo Justicia de género, que representó a Anderson, dijeron que planean apelar, informó Minnesota Public Radio News.

“El testimonio fue tan claro que ella recibió menos servicios que otros clientes porque lo que iba allí era anticoncepción de emergencia. Y creemos que, por ley, eso es discriminación en Minnesota”, dijo Jess Braverman, directora legal del grupo de defensa.

Anderson llevó su receta para una píldora del día después a la farmacia Thrifty White en McGregor en enero de 2019. El farmacéutico George Badeaux le dijo que no podía surtir la receta según sus creencias.

Anderson finalmente obtuvo su receta en una farmacia en Brainerd, haciendo el viaje de ida y vuelta de más de 161 kilómetros (100 millas) en condiciones invernales.

Los abogados de Badeaux no respondieron de inmediato a una solicitud de comentarios.

grb8