Skip to content
La nueva vida como nómada digital entre Washington y Andalucía

Málaga, (EFE).- Tiene 45 años, un buen trabajo y una vida feliz en Washington, pero Ari Baetiong, estadounidense de padres filipinos, quiere dejar atrás su «zona de confort» y mudarse a otro país convertido en nómada digital. En su aún incipiente búsqueda de nuevo destino dos ciudades andaluzas atraen especialmente su interés: Málaga y Sevilla.

Nacido en Nueva York, Baetiong trabaja desde hace nueve años en la capital estadounidense como consultor especializado en transformación digital en una multinacional y entre sus clientes figuran ‘startups’ y grandes corporaciones de todo el mundo.

«Por eso es más importante cómo trabajo que dónde trabajo», señala a EFE este profesional filipino-americano, que ha vivido anteriormente en ciudades como Miami, Londres, Madrid y Barcelona, ​​donde estudió un Máster en Administración de Empresas (MBA) en la descripción escuela de negocios ESADE.

Ari Baetiong está casado y tiene una exitosa carrera profesional en EE.UU., donde ha trabajado para compañías como Newmark o EY, pero desde hace un tiempo le ronda la idea de iniciar una nueva vida en otro país, y España figura como un punto destacado en el radar del nómada digital.

La consolidación de Sevilla y Málaga

El consultor, que habla un buen español, está enamorado de este país, que conoce bastante bien: ha vivido varios meses en Barcelona y Madrid, donde realizó un curso en la Universidad Autónoma (UMA), y ha visitado como turista varias comunidades.

Su idea, asegura, «siempre ha sido volver a España», y especialmente a Andalucía, cuya cultura e historia le ha interesado desde muy joven.

Aún no ha decidido dónde le gustaría establecerse, pero se decanta por una ciudad «no tan grande» como las capitales europeas en las que ha residido. Ahí aparecen como opciones destacadas Sevilla y Málaga, ciudades que se han consolidado en los últimos meses como destino de los llamados nómadas digitales.

Baetiong busca también que su nueva ciudad de residencia goce de buenas conexiones, y ahí Málaga le toma la delantera a Sevilla, ya que a partir de junio de 2023 la compañía estadounidense United Airlines operará un vuelo directo entre la capital malagueña y Nueva York tres veces por semana.

Málaga, además, trabaja desde hace tiempo para lograr un enlace aéreo sin escalas entre la Costa del Sol y Miami, donde vive la familia política de Baetiong.

Plataforma Málaga WorkBay

«Granada, por ejemplo, es una ciudad que me encanta, pero no me podría ir a vivir allí porque las conexiones internacionales no son buenas», apunta el entrevistado, que valora tener en su ciudad de acogida amigos o conocidos que le ayuden en el aterrizaje ya extender la red de contactos del nómada digital.

Y aquí Sevilla sale ganadora, pues Baetiong cuenta con amigos en esta ciudad, cuyo Ayuntamiento ha puesto en marcha recientemente una plataforma -La Fábrica de Sevilla- para atraer a empresas emergentes tecnológicas ya nómadas digitales, para lo que está planificando campañas de promoción y ha creado una oficina que les ayude con los trámites administrativos.

El objetivo último de La Fábrica de Sevilla es asesorar y allanar el camino para que se instalen en la ciudad profesionales cualificados como Baetiong, al que actualmente asaltan numerosas dudas sobre el cambio que planea hacer, como qué papeles necesita para establecerse en España, qué impuestos se pagan, si es preciso contratar un seguro médico privado o si resulta complicado para un extranjero adquirir una vivienda.

También el Ayuntamiento de Málaga puso en marcha el pasado año la plataforma MalagaWorkBay, que ofrece toda la información relevante que necesita un teletrabajador para instalarse en la ciudad y poder trabajar o emprender.

La pandemia y los nómadas digitales

«Me quiero informar bien antes de venir porque me asaltan muchas dudas», afirma el consultor, que busca cómo su nueva ciudad es abierta y cosmopolita y le ofrece un ecosistema tecnológico potente y una amplia oferta cultural y de ocio, algo que echa actualmente de menos en Washington.

En este, Málaga le resulta más atractivo, gracias a su potente parque tecnológico, el Málaga TechPark, y la llegada de grandes multinacionales como Google, Oracle o Vodafone. «Llevo quince años trabajando con clientes como ellos, este es mi mundo», subraya.

Baetiong asegura que está aún en «una primera fase» de estudio del que puede ser su próximo destino, analizando los pros y contras que le ofrece cada ciudad, pero una cosa tiene clara, y es que ansía dejar atrás su «zona de confort» y vivir una «experiencia nueva» en lo personal y profesional que podría materializarse en 2023 o 2024.

Consciente del auge del trabajo a distancia, especialmente tras la pandemia, la Junta de Andalucía ha puesto también en marcha una campaña para promover esta comunidad como destino de nómadas digitales.

Son muchos los que están ya respondiendo a esta iniciativa del gobierno andaluz para el nómada digital, que va dirigida a altos directivos deslocalizados ya menores de 40 años, entre otros, que pueden teletrabajar desde países diferentes a los de su empresa.

¿Será finalmente Andalucía el destino elegido por Ari Baetiong? EFE