La pareja de Ayuso admite haber ofrecido un pacto a la Fiscalía y desmiente el bulo de Miguel Ángel Rodríguez

El empresario Alberto González Amador, socio de Isabel Díaz Ayuso, ha desmentido a Miguel Ángel Rodríguez al admitir que confesó haber cometido dos delitos contra la Hacienda Pública y que, para aminorar la pena, fue él quien ofreció un pacto a la Fiscalía , y no al revés, como había difundido el jefe de gabinete de la presidenta madrileña. La declaración de González Amador se incluye en la denuncia por revelación de secretos que el empresario ha interpuesto contra el fiscal del caso y el titular de la Fiscalía de Madrid, y a la que ha tenido acceso elDiario.es.

En la denuncia, el empresario afirma que si su abogado «contactó inmediatamente» con la Fiscalía, en cuanto le informó de que iba a abrir una investigación, fue porque sabía que su «relación sentimental» con el presidente madrileño era va a terminar. tener un “potencial efecto distorsionante sobre las garantías procesales”. Es decir, el abogado asegura que González Amador reconoció los delitos porque estaba convencido de que ser socio de Isabel Díaz Ayuso le iba a impedir defenderse como cualquier otro ciudadano y no porque en realidad hubiera defraudado con facturas falsas.

La noche del 13 de marzo, varios medios de comunicación publicaron que el fiscal del caso había ofrecido un acuerdo a González Amador, pero que luego sus superiores lo obligaron a cambiar de opinión y presentar una denuncia contra el empresario. La información incluía un correo electrónico del fiscal que así lo daba a entender, pero nada se decía sobre las comunicaciones anteriores. El primero de esos correos electrónicos fue, sin embargo, el enviado por el entonces abogado de González Amador, fechado el 2 de febrero, a la Fiscalía proponiendo llegar a un acuerdo. “Ciertamente se han cometido dos delitos contra la Hacienda Pública”, dijo textualmente el abogado en su ofrecimiento.

La misma noche de la información atribuyendo el ofrecimiento a la Fiscalía, el propio Miguel Ángel Rodríguez publicó en la red social un mensaje del Sr. González; Antes de que pueda responder, la misma Fiscalía dice que ha recibido órdenes ‘de arriba’ para que no haya acuerdo y, luego, vayan a juicio».

Sin embargo, en la denuncia que González Amador ha interpuesto ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid se admite que el contacto lo inició su entonces abogado el 2 de febrero. Fue, explica el escrito, “por correo electrónico, con el Ministerio Fiscal Oficina, para canalizar y lograr, en la forma prevista por la legislación penal y con la mayor celeridad posible, la figura análoga a los actos de conformidad ya alcanzados en la sede tributaria. , es decir, cumplimiento penal”.

Y continúa la denuncia del empresario contra los fiscales: “En respuesta a la comunicación anterior, el fiscal encargado del procedimiento, señor Julián Salto Torres, informó el 12 de febrero de 2024 mediante correo electrónico al abogado del señor Alberto González Amador que tomaba nota de la voluntad de lograr la conformidad, permaneciendo en contacto para avanzar en las negociaciones”.

Ante el bulo de que fue la Fiscalía la que ofreció un trato al presunto defraudador y no al revés, El Ministerio Público emitió un comunicado de prensa esa noche con una secuencia cronológica de los contactos mantenidos con la defensa, antes y después de la presentación de la denuncia. Por esa nota de prensa, según El Español, Alberto González Amador demanda a los dos fiscales, a quienes acusa de revelar secretos.

La denuncia afirma: «Nadie duda de que si el señor Alberto González Amador tuviera una relación sentimental con otra persona o no la tuviera, él mismo nunca habría sufrido» la publicación por elDiario.es de la información sobre que está siendo investigado por dos delitos contra la Hacienda Pública y otro por falsificación de documentos y que la Fiscalía nunca había ofrecido un comunicado de prensa. El abogado del empresario admite implícitamente que el hecho de que González Amador sea la pareja del presidente de la Comunidad convierte sus presuntos delitos en algo de relevancia pública e interés informativo.

Según las primeras publicaciones sobre la relación entre González Amador y Díaz Ayuso, de mayo de 2021, el empresario habría ganado más de dos millones de euros por una sola comisión por la venta de mascarillas y guantes en 2020, pero engañó a Hacienda y por tanto , la comisión de los delitos se produjo al declararse el año anterior, es decir, cuando ya existía la relación sentimental.

elDiario.es desveló el 11 de marzo que Alberto González Amador estaba siendo investigado por haber defraudado a Hacienda 350.951 euros en 2020 y 2021 con facturas falsas. El empresario intentaba eludir el pago de impuestos después de haber disparado su facturación por una comisión de más de dos millones de euros por la venta de material sanitario durante la pandemia.

Ni el periodista estaba encapuchado ni pretendía ser operador.

El desmentido del bulo de Miguel Ángel Rodríguez no es el único que Alberto González Amador le hace al jefe de Gabinete de su socio en la denuncia contra los fiscales. Otra mentira de Rodríguez consistió en afirmar que dos periodistas de elDiario.es intentaron asaltar el domicilio del matrimonio «encapuchados». En un comunicado posterior, el jefe de Gabinete de Ayuso ha embellecido la versión con otro dato: los supuestos periodistas de este medio se hicieron pasar por técnicos de calefacción que acudieron al edificio para hacer una reparación. Según González Amador a través de la denuncia interpuesta por su abogado, no había encapuchados, ni dos periodistas, ni asaltaron el domicilio.

La denuncia relata cómo un periodista de elDiario.es, al que identifica por su nombre y apellidos, “se dirigió al inmueble (sic) donde se encuentra el domicilio personal de don Alberto González Amador e intentó acceder al portal en zonas comunes del mismo, manifestando su intención de acudir a la puerta del domicilio, siendo impedido de hacerlo por el portero y teniendo que ser posteriormente identificado, dada su actitud, por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

La versión de González Amador tampoco es cierta, aunque difiere sustancialmente de la ofrecida por Miguel Ángel Rodríguez. El periodista de este medio, de hecho, se identificó como tal ante la conserjería del edificio y le informó el motivo de su visita. El conserje le negó la entrada y el periodista salió sin haber cruzado el portal en ningún momento.

Aproximadamente una hora después, y cuando se encontraba sentado en un banco de un parque cercano, el servicio de protección del presidente se acercó al informante y le explicó que el conserje le había alertado de su presencia en la zona. Los agentes identificaron al periodista y le permitieron seguir ejerciendo su trabajo.

–––––––––

En elDiario.es somos conscientes de que publicar noticias como ésta no es fácil, que puede haber consecuencias. Al menos sabemos a qué nos enfrentamos esta vez. Nos lo han dejado claro y por escrito: “Os vamos a machacar, vais a tener que cerrar”. Las amenazas de Miguel Ángel Rodríguez, la mano derecha del presidente de Madrid, no son sólo un calentamiento. Ni siquiera es la primera vez que recurre a presiones como ésta para impedir que se publique información.

Necesitaremos toda la ayuda que podamos conseguir. El tuyo tambien. Si crees que el periodismo importa, apóyanos. Hazte socio, hazte socio, de elDiario.es.

Next Post

Welcome Back!

Login to your account below

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.