Skip to content
La población británica en España sigue cayendo

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado esta semana su informe sobre la inmigración y emigración global en España durante el primer semestre de 2022.

En conjunto, la población de España aumentó en 182.141 personas durante la primera mitad del año y se situó en 47.615.034 habitantes. El crecimiento se debió a un saldo migratorio positivo de 258.547 personas, que compensó un saldo natural negativo de 75.409 personas.

Además del flujo migratorio, también podemos ver que en España se produjeron 158.816 nacimientos en los seis primeros meses de este año, que se equilibran con 234.225 defunciones registradas.

Las principales nacionalidades de los inmigrantes extranjeros fueron la colombiana (con 76.351 llegadas a España), la ucraniana (52.418) y la venezolana (40.824).

En términos relativos, el mayor crecimiento fue para los nacionales de Ucrania (45,8%), Perú (20,1%) y Colombia (19,1%).

Por su parte, las nacionalidades emigrantes más numerosas fueron la rumana (con 20.511 salidas), la marroquí (16.777) y la británica (12.553).

El saldo migratorio de la población con nacionalidad extranjera fue de 258.306 personas durante el primer semestre de 2022. Este saldo, que es positivo desde 2015, fue resultado de una inmigración de 441.781 personas y una emigración de 183.475.

Cuando miramos a los residentes en España del Reino Unido, seguimos viendo una caída en la población. A 1 de enero de 2022, había un total de 315.824 ciudadanos británicos viviendo en España. El 1 de julio, esa cifra se había reducido a 307.443, una reducción de 8.381, o una caída del 2,7%, cuando hacemos el balance de entradas y salidas.



theleader En