Jannah Theme License is not validated, Go to the theme options page to validate the license, You need a single license for each domain name.
Noticias

La segunda vida política de Pablo Bustinduy | España

En los inicios de Podemos, el secretario general del partido, Pablo Iglesias, ya hablaba de Pablo Bustinduy (Madrid, 40 años) como “futuro ministro”. El investigador y catedrático universitario, que se implicó inmediatamente en aquel proyecto político nacido al calor de las movilizaciones del 15-M, ha sido nombrado este lunes, casi una década después, nuevo responsable de Derechos Sociales, Consumo y Agenda 2030 del Gobierno. de España . Bustinduy, que sucederá a Ione Belarra, fue elegido diputado en diciembre de 2015 y cabeza de lista para las elecciones europeas de 2019, pero dimitió y abandonó el partido meses antes, coincidiendo con otro periodo convulso en el seno de la organización por la marcha de Íñigo Errejón. El pasado mes de junio, Yolanda Díaz le devolvió a primera línea fichándole como asesor en política internacional durante la campaña electoral general y aunque participó en el desarrollo del programa electoral, su exposición pública fue muy limitada.

Hijo de la ministra Ángeles Amador, que ocupó la cartera de Sanidad entre 1993 y 1996, con Felipe González como presidente, Pablo Bustinduy inició su carrera universitaria en la Complutense de Madrid, donde se licenció en Ciencias Políticas y de la Administración. Posteriormente amplió sus estudios a través de diversas becas y programas de investigación en Francia, donde obtuvo una maestría en Historia y Pensamiento Político en el Instituto de Estudios Políticos de París, y en Estados Unidos. Es doctor en Filosofía por la New School for Social Research de Nueva York y se ha desempeñado como investigador y profesor de Filosofía, Relaciones Internacionales y Política Social en varias universidades americanas y europeas (entre ellas el City College of New York, New York University y la Universidad de Milán).

En su carrera política, Bustinduy formó parte del equipo de Iglesias en el Parlamento Europeo, donde ejerció como coordinador de Podemos después de que la formación causara sensación al ganar cinco escaños en las elecciones de mayo de 2014, convirtiéndose, con poco tiempo y menos recursos, en la cuarta fuerza más votada del país. En las elecciones generales de diciembre de 2015 obtuvo un escaño en el Congreso y se encargó de la política exterior en el Secretariado Internacional, cargo con el que mantuvo la confianza de la dirección. Fue portavoz de la Comisión de Asuntos Exteriores y cada una de sus intervenciones parlamentarias fue siempre aplaudida por sus compañeros.

La futura ministra de Derechos Sociales abandonó Podemos en 2019, tras haber sido designada meses antes como cabeza de lista para las elecciones al Parlamento Europeo (cargo que finalmente ocupó María Eugenia Rodríguez Palop), y en plena crisis tras la Salida de Íñigo Errejón. Aunque siempre estuvo cerca del ex número dos de la formación y corrió con él en la candidatura que le enfrentaba a Iglesias en la segunda asamblea ciudadana de Podemos (Vistalegre II), nunca le siguió hasta Más Madrid, su dimisión no fue traumática. y goza aún hoy de cierto reconocimiento dentro de la organización.

El perfil político de Bustinduy ha estado marcado por una “clara vocación internacionalista y por la defensa feroz de una Europa social”, subraya Sumar. Su trabajo más reciente ha versado sobre la reformulación del concepto de bienestar y la defensa de un nuevo contrato social para fortalecer la democracia en tiempos de crisis de la globalización, trabajo que tiene que ver con las competencias del ministerio que ahora asumirá. directo. .

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscribir

Como responsable de Derechos Sociales tendrá que abordar dos leyes que cayeron en la anterior legislatura por elecciones anticipadas, y cuya aprobación está comprometida con Bruselas como hitos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Se trata de la Ley de Familia, que protege jurídicamente la diversidad familiar, y la Garantía de Igualdad de Acceso a los Servicios Sociales, primera normativa a nivel estatal en este ámbito de la democracia. La segunda norma declarará esenciales estos servicios y obligará a las comunidades autónomas a acordar con el ministerio un mínimo común de prestaciones para todo el territorio y a crear un sistema de información estatal, que ahora mismo no existe.

Uno de los grandes pilares en la gestión del departamento es el sistema de atención a la dependencia. En la anterior legislatura, el Gobierno puso en marcha un plan de choque que, por un lado, revirtió los recortes de dependencia del PP iniciados en 2012 (ha supuesto la mayor inyección al sistema desde que se aprobó la ley), y, por otro, Por otro lado, ha reforzado la intensidad con la que se prestan los servicios. El ministerio también impulsó un cambio de modelo en la atención a los requisitos mínimos que se exigirán a los servicios, por ejemplo, con la prohibición de la construcción de nuevas residencias de más de 120 plazas y la aplicación de una atención más personalizada y centrada en lo que los usuarios quieren para su día a día, no sólo en estos hogares, sino también en los centros de día y domicilios. La aplicación de este acuerdo es uno de los retos del próximo ministerio. De hecho, el acuerdo de coalición recoge que se adaptará la ley de dependencia para impulsar este cambio de modelo y mejorar los servicios, «priorizando la atención domiciliaria a la residencial» y aprobando también una estrategia estatal de desinstitucionalización.

Dado que la aprobación de la Ley de Familia decayó, el pasado mes de junio el Gobierno aprobó mediante real decreto-ley algunas de las medidas incluidas en ese proyecto de ley, como la creación de nuevos permisos de trabajo remunerado para el cuidado de familiares y convivientes. En el acuerdo de coalición alcanzado entre el PSOE y Sumar, sin embargo, se prevé «avanzar en la implementación» de estos permisos. En concreto, menciona el permiso parental, que permite a los padres disponer de ocho semanas hasta que sus hijos cumplan ocho años. El PSOE y Sumar también han acordado revisar la prestación parental para familias con menores a cargo.

Suscríbete para seguir leyendo

Leer sin límites

_

gn headline

Jewel Beaujolie

I am a fashion designer in the past and I currently write in the fields of fashion, cosmetics, body care and women in general. I am interested in family matters and everything related to maternal, child and family health.
Botón volver arriba