Skip to content
Las enfermeras harán huelga en Reino Unido, un movimiento social sin precedentes

Las enfermeras británicas se movilizarán los días 15 y 20 de diciembre, por primera vez en 106 años, para pedir un aumento de sueldo. En el Reino Unido, las huelgas están aumentando en muchos sectores.

Alargamiento de los tiempos de espera para el tratamiento, escasez de personal, falta de financiación crónica… En el Reino Unido, el sistema de salud pública está al final de su cuerda. En consecuencia, las enfermeras británicas se declararán en huelga los días 15 y 20 de diciembre tras «el rechazo a las negociaciones por parte del gobierno», un movimiento sin precedentes en 106 años.

«Las enfermeras han tenido suficiente», dijo Pat Cullen, secretaria general del sindicato Royal College of Nurses (RCN). «Basta de salarios bajos, (…) basta de no poder dar a los pacientes la atención que se merecen».

Según estimaciones, el salario real de las enfermeras ha caído un 20% desde 2010, en particular debido a la actual crisis del costo de vida, con una inflación superior al 11%. El salario anual de una enfermera junior es de 27.000 libras brutas (31.400 euros).

Pero para el ministro de Salud, Steve Barclay, «este es un momento difícil para todos» y el gobierno no puede cumplir con las demandas «inasumibles» del RCN, que «representan un aumento salarial del 19,2%».

Los muchos problemas del NHS

Unas 7,1 millones de personas esperan tratamiento en el país, un récord.

La crisis económica ya se suma a una serie de problemas a los que se enfrenta desde hace años el NHS, institución creada en 1948 y financiada con impuestos. Porque el sistema, que cuesta 190.000 millones de libras al año (221.000 millones de euros) y emplea a 1,2 millones de personas solo en Inglaterra, ha estado mal financiado durante mucho tiempo.

NHS England debe cubrir 130.000 puestos, incluidos 12.000 médicos en hospitales y 47.000 enfermeras. Se supone que las enfermeras atienden a cuatro pacientes por llamada, pero a veces se les pide el doble alternando turnos diurnos y nocturnos.

Los expertos en salud dicen que la crisis se ve exacerbada por 12 años de recortes presupuestarios bajo sucesivos gobiernos conservadores, así como por el Brexit (muchos cuidadores provienen de la UE) y la pandemia, que ha retrasado la atención que no es de emergencia.

Paros en varios sectores

La crisis del coste de vida ligada a la inflación récord en el Reino Unido ha desatado muchos movimientos sociales en todos los sectores, desde el transporte hasta la justicia y ahora incluyendo la salud.

En Escocia, los maestros se declararon en huelga el jueves exigiendo aumentos salariales. Los empleados de la universidad también dejaron de trabajar el jueves y el viernes, un movimiento que afectó a alrededor de 2,5 millones de estudiantes.

Los trabajadores postales han extendido su huelga hasta 2023, lo que podría afectar la entrega de correo y paquetes durante la temporada navideña.

El transporte también se ve afectado. El metro de Londres quedó paralizado por un movimiento muy popular el 10 de noviembre. Los trabajadores ferroviarios han anunciado varios días de actuación de aquí a final de año y la primera semana de enero. Los funcionarios también han anunciado un movimiento social.

«Las últimas grandes huelgas se remontan a los años 70 y 80, pero afectaron principalmente al sector privado y a la industria. Allí, es principalmente el sector público», explicó a la AFP Pippa Catterall, profesora de historia en la Universidad de Westminster, a su vez huelguista.

Con AFP