Skip to content
Las fuerzas rusas están tratando de borrar a Mariupol «de la faz de la Tierra», dice el comandante militar ucraniano.

La empresa matriz de Facebook, Meta, detalló el jueves una serie de tácticas cibernéticas sombrías que, según dice, los grupos vinculados a Rusia y Bielorrusia están utilizando para atacar a los soldados y civiles ucranianos.

Las tácticas que utilizan los grupos incluyen hacerse pasar por periodistas y medios de comunicación independientes en línea para impulsar los temas de conversación rusos, intentar piratear las cuentas de Facebook de docenas de soldados ucranianos y realizar campañas coordinadas para tratar de eliminar las publicaciones de los críticos de Rusia de las redes sociales. según Meta.

Un grupo de piratería conocido como «Ghostwriter», que los expertos en cibernética creen que está vinculado a Bielorrusia, intentó piratear las cuentas de Facebook de decenas de militares ucranianos, dijo la compañía.

Los piratas informáticos tuvieron éxito en «un puñado de casos», dijo Meta, y «publicaron videos pidiendo al Ejército que se rindiera como si estas publicaciones provinieran de los propietarios legítimos de las cuentas. Bloqueamos estos videos para que no se compartiesen».

Meta también señaló que las acciones de grupos vinculados al gobierno ruso y bielorruso parecían intensificarse poco antes de la invasión, y agregó que había observado que las cuentas vinculadas a la KGB bielorrusa «de repente comenzaron a publicar en polaco e inglés sobre las tropas ucranianas que se rendían sin luchar y los líderes de la nación huyendo del país el 24 de febrero, el día en que Rusia comenzó la guerra».

Meta también dijo que había eliminado una red de alrededor de 200 cuentas operadas desde Rusia que repetidamente presentaban informes falsos sobre personas en Ucrania y Rusia en un intento de eliminarlos a ellos y a sus publicaciones de la plataforma. Las cuentas regularmente informaban falsamente a Meta que personas en Ucrania y Rusia habían infringido las reglas de la empresa sobre incitación al odio, así como otras políticas. Esta táctica, conocida como «informes masivos», es comúnmente utilizada por personas que intentan cerrar las cuentas de redes sociales de un oponente.

La invasión de Rusia provocó un «gran aumento de ataques contra cuentas de redes sociales a través de informes masivos», dijo Vadym Hudyma, cofundador de Digital Security Lab Ucrania, una organización que ayuda a proteger las cuentas en línea de periodistas y activistas.

Muchas de las cuentas de Twitter y Facebook seleccionadas no fueron verificadas, lo que dificultó la recuperación de las cuentas de organizaciones que, por ejemplo, recaudaban dinero y coordinaban suministros médicos en respuesta a la invasión rusa, dijo Hudyma a CNN. «Muchas páginas de redes sociales se cerraron temporalmente. Probablemente recuperamos la mayoría de ellas con bastante rapidez. Pero eso fue un desastre».

Meta también dijo que sigue viendo el uso de fotos de perfil falsas en campañas de desinformación.

En un anuncio anterior en febrero, Meta dijo que había descubierto y cerrado una operación encubierta de influencia rusa que manejaba cuentas que se hacían pasar por personas en Kiev, incluidos editores de noticias, y que tenían como objetivo a los ucranianos.

“Afirmaron tener su sede en Kiev y se hicieron pasar por editores de noticias, un ex ingeniero de aviación y autor de una publicación científica sobre hidrografía, la ciencia de mapear el agua”, dijo Meta en una publicación de blog.

Vinculó las cuentas falsas a personas previamente sancionadas por el gobierno de EE. UU. Las cuentas y los sitios web administrados por esta operación de influencia no parecen haber tenido mucho éxito en llegar a mucha gente, según los datos revisados ​​por CNN.