Las monjas de Belorado llaman a la Guardia Civil para impedir que los periodistas las graben

La Guardia Civil ha vuelto a entrar en el convento de las Clarisas de Belorado. Unos minutos antes de la una de la tarde, una patrulla de la Benemérita se presentó en el convento, e ingresó ante la mirada de los numerosos medios de comunicación que allí se encontraban, precisamente escuchando nuevas declaraciones de José Ceacero.

Antes de la entrada de la Guardia Civil, el cura cóctel, autoproclamado portavoz de las clarisas cismáticas, había dejado claro que las monjas no entregarán las llaves de la diócesis, como deberían haber hecho antes hoy. “Si no me los han dado a mí porque no puedo entrar, cómo se los van a dar a otra persona”, aclaró.

A preguntas de RD, la diócesis afirmó desconocer la llegada de la Benemérita, que abandonó poco después el monasterio por la puerta trasera, y cuya presencia no ha sido solicitada por el Arzobispado.

Desde algunas fuentes se sugiere que podrían haber sido los vecinos, quejándose del ruido de los perros procedentes de la perrera ilegal que mantenían las monjas, mientras que otros aseguran que fueron las propias hermanas quienes llamaron a la Guardia Civil en presencia de las prensa. En el interior del recinto, una versión que parece prevalecer.

Noticias publicadas en Religión Digital

Next Post

Welcome Back!

Login to your account below

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.