Las protestas del campo se resquebrajan

Las protestas rurales se han convertido en una crisis sobre quién representa a los agricultores y ganaderos. El motivo: el plan de 43 medidas que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación presentó tras Semana Santa a las asociaciones que canalizan los intereses del sector primario y que han roto su unidad de acción. Dos de ellos ya han sellado un acuerdo con el ministro Luis Planas. Por un lado, está la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA), de perfil más progresista. Del otro lado, la Unión de Sindicatos, que ha tenido su propio calendario de protestas y que, hasta este acuerdo, no era reconocida como interlocutor oficial con capacidad para sentarse a la mesa con la ministra.

Sin embargo, hay otras dos organizaciones -que sí cuentan con esa representación oficial- que no han firmado el acuerdo y, de momento, no tienen intención de hacerlo. Están la Coordinadora de Organizaciones Agricultoras y Ganaderas (COAG) y la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja), que forma parte de la patronal CEOE.

«Quiero agradecer a la Unión de Sindicatos este paso adelante, este trabajo en busca de consensos, y apelo a la responsabilidad de todos, porque el Gobierno entiende que son medidas necesarias para las explotaciones agrarias y para garantizar la soberanía alimentaria», afirmó Luis Planas. el viernes. al firmar con esta organización. Aclaró que debemos ser “respetuosos de los tiempos y las costumbres” de los demás. “Confío y espero que se sumen a este acuerdo, es su responsabilidad”.

Los motivos de quienes están de acuerdo.

Ahora se abren dos líneas de acción en esta crisis del campo que ya dura meses. Los representantes del sector que dicen que las propuestas que hay sobre la mesa son suficientes y un punto de partida para seguir trabajando; y los que dicen que no alcanza para dejar de lado las peticiones del sector primario. Y, al mismo tiempo, se abre la opción de poner en marcha un nuevo procedimiento de elección de las organizaciones agrarias que dialogan con el Ministerio, lo que ha satisfecho las aspiraciones de la Unión de Sindicatos.

Este último es una escisión de COAG y su líder tiene un pasado controvertido, ya que fue condenado por defraudar las subvenciones europeas. En esta información contamos quién es Luis Cortés, quien ha estado detrás de algunos de los grandes éxitos de las últimas semanas.

“Llevamos un par de meses luchando en las carreteras, pidiendo medidas para rentabilizar las explotaciones agrícolas”, dijo Cortés durante el acto de firma del acuerdo. “No creemos que sea la panacea pero es un buen punto de partida”, asumió. “Es lo que se podría hacer y en las alturas que estamos tenemos todo plantado”, reconoció. Además, ahora es el momento en que los agricultores y ganaderos tienen que empezar a pedir ayudas a la PAC, la Política Agrícola Común.

“Firmamos porque es un documento interesante. “Es un documento de buena voluntad”, repitió. «De nada sirve estar todos los días en la carretera, en Castellana o en Cibeles, recibiendo palizas si no somos capaces de llevarlo a una mesa de negociación».

Unos días antes, UPA también justificó que a estas alturas, en pleno mes de abril, es momento de dejar de lado las movilizaciones. “Ya pasó el tiempo de la movilización”, justificó el miércoles el secretario general de la UPA, Lorenzo Ramos. “Llevamos dos meses reuniéndonos, con el ministro y a nivel técnico. Esto no se puede retrasar más, el acuerdo se tiene que hacer ya porque los agricultores y ganaderos están esperando a completar los expedientes de la PAC y tienen que tener garantías de que lo están haciendo bien».

Lo que han firmado estas dos organizaciones es un catálogo de 43 medidas que, básicamente, contempla una simplificación en la aplicación de la PAC, reforzando la Ley de Cadenas con más inspecciones para evitar que nadie pague a los agricultores menos de lo que les resulta difícil producir. También contempla medidas fiscales y trabajar de la mano con Europa para implementar cláusulas espejo. Es decir, los productos cultivados en otros países tienen los mismos requisitos medioambientales que los marcados por Bruselas. E incluye una línea de crédito por valor de 700 millones de euros, a través del Instituto de Crédito Oficial y la Sociedad Estatal de Garantía Agraria (Saeca). De esa cifra, 200 millones están reservados para jóvenes que quieran dedicarse al campo.

Y las razones de quienes se niegan a aceptar

COAG y Asaja no creen que estas medidas sean suficientes y critican el papel de Planas. «La actuación del Ministro de Agricultura en los últimos días ha supuesto una pérdida de confianza al no respetar los procesos de toma de decisiones de cada organización», afirmó COAG en un comunicado, «lo que nos hace ser más exigentes a la hora de pedir concreción». en todas aquellas medidas que sean una mera declaración de buenas intenciones”. «En este momento no existen esas condiciones para poder pensar que esas medidas que dependen de la voluntad y del mediano plazo se llevarán a cabo en los términos establecidos en el documento de 43 puntos», subrayó esta organización.

Entre las medidas que reclama, COAG menciona cuestiones fiscales y critica que se ignore por completo “la posibilidad de que el lobo pueda ser eliminado de la Lista de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial”. Además, anuncia que el pleno de la organización, su máximo órgano de decisión, se reunirá el lunes «para definir la nueva hoja de ruta», pero no indica hacia dónde se puede encaminar, si hacia un acuerdo o más movilizaciones.

Por su parte, Asaja aseguró este viernes que acoge con satisfacción que el paquete de 43 medidas incluya la devolución del Impuesto de Hidrocarburos para el gasóleo agrícola o reducciones en la factura del IRPF para carburantes y fertilizantes, entre otras. Por otro lado, echó de menos cuestiones como el cambio de modelo de seguro agrario o de abastecimiento de agua y otras que son competencia de otros ministerios, como las “bonificaciones de la Seguridad Social para hacer frente a las reiteradas subidas del SMI o la adaptación del 90- contratos de jornada de la reforma laboral para las campañas agrarias”.

“La junta directiva no considera que las propuestas presentadas por el Ministerio de Agricultura sean suficientes para abordar los numerosos y complejos problemas que afectan al sector y que lo han llevado a una situación límite, como se ha evidenciado con la campaña de movilización que por Más de dos meses se lleva realizando en todo el territorio nacional”, resumió Asaja.

Nuevo marco representativo

Tras la firma con Unión de Uniones, Planas reconoció que “se pondrá en marcha una mesa de seguimiento donde participarán las entidades que suscriban el acuerdo”. De momento, tanto Asaja como COAG quedarían al margen. Y, ahora, con cada organización agraria tensando la cuerda según sus preferencias, se reabrirá la forma en la que se elige la representatividad de agricultores y ganaderos.

Lo que se va a modificar es “el marco de representación, para actualizarlo según criterios objetivos, para establecer un diálogo a nivel nacional”, aseguró Planas. Es decir, se cambiará una ley de 2014, destinada a elegir a los representantes que se sientan en el Consejo Agrario y que no ha funcionado, porque implicaba un proceso electoral que no se ha aplicado, lo que siempre ha dejado en duda la representatividad. manos de Asaja, COAG y UPA.

Hace apenas unas semanas Planas afirmó: «Tengo el diálogo con quién lo tengo que tener y lo voy a mantener» y «tenemos tres organizaciones que juntas representan a la mayoría del sector». Por otro lado, tras firmar con Luis Cortés cambió su discurso y afirmó que «con el diálogo y el trabajo podremos ofrecer las mejores soluciones para dar un futuro con esperanza a las zonas rurales, es un momento importante en una tarea colectiva». , del Gobierno de España, de las comunidades autónomas y de las organizaciones agrarias y Unión de Uniones tiene un papel fundamental en este sentido”.

“No pedimos que la Unión de Sindicatos sea la cuarta organización agraria”, dijo Luis Cortés tras aceptar las 43 medidas de Agricultura. “Pedimos democracia en el campo, pedimos que quienes representan a los agricultores no sean la voluntad de un político”.

“Agradecemos que se modifique la ley para que todos los que sean representativos puedan representar a los agricultores. No todos los que gritan en las cunetas, en las carreteras o en cualquier lugar. Ni debe ser la Administración la que designe a los representantes, ni tampoco deben ser los representantes los que tengan más voces. Los que tienen más apoyo de agricultores y ganaderos tienen que ser representantes”, resumió Cortés.

Next Post

Welcome Back!

Login to your account below

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.