Skip to content
Los directores generales de las grandes petroleras se niegan a comprometerse a reducir las recompras y los dividendos
Durante una audiencia, el representante Frank Pallone, demócrata de Nueva Jersey, preguntó a los altos ejecutivos de exxonmobil (XOM)Chevron, BP, Shell, Pioneer Natural Resources y Devon Energy si se comprometieran a «hacer lo que sea necesario», incluido no solo aumentar la producción, sino también reducir los dividendos y las recompras a precios más bajos para los consumidores estadounidenses.
Las preguntas se hicieron eco de una carta de la presidenta de Supervisión de la Cámara de Representantes, Carolyn Maloney, y el representante Ro Khanna, esta semana en la que pedían a las principales empresas que desecharan sus recompras y dividendos durante la guerra de Ucrania y, en cambio, bajaran los precios para los consumidores.

Ninguno de los ejecutivos accedió a hacerlo.

La producción de petróleo de EE. UU. permanece por debajo de los niveles anteriores a Covid, incluso cuando los precios del petróleo casi se han duplicado.

«Podemos aumentar la producción y devolver valor a los accionistas», Cheurón (CVX) El CEO Mike Wirth dijo en respuesta. PA (PA) El CEO de América, David Lawler, dijo que «no puede comprometerse» a recortar las recompras y los dividendos.
Gretchen Watkins, presidenta de Cascarón (RDSA) USA, dijo que su compañía cree que puede devolver valor a los accionistas, aumentar el suministro de petróleo e invertir en energías renovables. «Haremos todo eso», dijo Watkins.
Y Scott Sheffield, director general de Recursos naturales pioneros (PXD), dijo que su empresa aumentará la producción, pero se negó rotundamente a reducir los dividendos. «La respuesta es no a los dividendos», dijo Sheffield.

Los legisladores respondieron con fuertes quejas, sugiriendo que los ejecutivos deberían centrarse directamente en los accionistas, particularmente durante la guerra en Ucrania.

“Durante esta guerra rusa, están estafando al pueblo estadounidense y debe terminar”, dijo el representante demócrata de California Raúl Ruiz, quien también hizo referencia a una encuesta reciente de la Reserva Federal de Dallas en la que el 59% de los ejecutivos petroleros dijeron que la presión de los inversionistas para mantener la disciplina de capital es la razón principal por la que los productores de petróleo que cotizan en bolsa están restringiendo el crecimiento.

“Los precios de la gasolina no pueden seguir dependiendo de los caprichos de autócratas como Putin, que pueden convertir el petróleo en un arma contra nosotros”, dijo Ruiz.

Pallone, mientras tanto, dijo que las compañías petroleras están dedicando 45.000 millones de dólares a la recompra de acciones más otros 40.000 millones de dólares en dividendos.

“Eso es mucho dinero para los accionistas, pero está a expensas del pueblo estadounidense, que lo necesita para aumentar la producción, no la riqueza de los accionistas”, dijo Pallone. «Para que el pueblo estadounidense tenga alivio de los altos precios de la gasolina, sus empresas deben hacer su parte y aumentar la producción para satisfacer la demanda».

Pero no es tan simple, dijo Sheffield durante la audiencia. Señaló que la industria petrolera enfrenta desafíos como muchos otros sectores: escasez de trabajadores, falta de suministros y aumentos de precios, todo lo cual ha disminuido su capacidad para impulsar la producción.

«Estamos viendo severas restricciones de suministro. Nos falta mucho equipo. La razón por la que no podemos crecer más rápido es que nos faltan plataformas», dijo Sheffield. «Estamos viendo una inflación severa… y continuaremos viendo una inflación severa en los próximos años».

El CEO de Pioneer agregó que las empresas están luchando para contratar trabajadores, haciéndose eco de las preocupaciones expresadas por otras industrias.

«¿Quién quiere volver y trabajar en la industria del petróleo y el gas? No podemos recuperar a la gente», dijo Sheffield, y señaló que la caída del petróleo de 2020 fue la última de una serie de recesiones en la industria de auge a caída.

Cortar lazos con Rusia

El representante demócrata de Nueva York, Paul Tonko, criticó a las compañías de petróleo y gas por sus inversiones en Rusia desde que Moscú anexó Crimea en 2014, argumentando que esos proyectos han «ayudado a financiar el cofre de guerra de Putin».

Woods, el CEO de Exxon, reiteró que su compañía planea terminar su proyecto final en Rusia, una promesa que hizo hace un mes.

«Es bastante complejo porque estamos operando plataformas costa afuera en aguas profundas y áreas ambientalmente sensibles», dijo Woods durante la audiencia. «Estamos trabajando para superar eso lo más rápido posible».

Cuando se le preguntó si las inversiones de Exxon en Rusia son lo mejor para los intereses de los Estados Unidos, el CEO citó el apoyo bipartidista a lo largo de los años para esos lazos.

«Tanto las administraciones demócratas como las republicanas han alentado nuestras inversiones como una forma de llevar los valores occidentales a Rusia y beneficiar al pueblo ruso», dijo Woods.

Se le pidió a Wirth, el CEO de Chevron, que se comprometiera a terminar todas las operaciones en Rusia, incluido el suministro de lubricantes y otros materiales a las empresas rusas.

«Hemos detenido todas esas ventas y, en el futuro previsible, no hay forma de que se reanuden», dijo Wirth.

Lawler de BP America dijo que dentro de las 96 horas posteriores a la invasión, su compañía anunció su intención de salir de su participación en el gigante petrolero ruso Rosneft, tomando una amortización de hasta $ 25 mil millones.

«BP estaba horrorizada con la acción militar en la guerra contra Ucrania», dijo Lawler. «La empresa se toma muy en serio nuestra respuesta».

Watkins dijo que Shell se está moviendo «lo más rápido posible» para desinvertir completamente en Rusia.