Skip to content
Los equipos africanos completan las listas de la Copa Mundial con reclutas europeos

No es menos delicado para los jugadores, no solo para los que llevan años intentando llegar al Mundial para verse inundados en el último momento de posibles recambios, sino también para los propios recambios, que tienen la tarea de integrarse un escuadrón de posibles compañeros de equipo pero rivales inmediatos.

“Puede ser un peligro conseguir nuevos jugadores”, dijo Otto Addo, el entrenador de Ghana. “Especialmente si los jugadores que ya estaban allí lograron algo realmente bueno. Hay una dinámica de grupo que no quieres romper”.

Al igual que Camerún, Ghana ha visto crecer sus filas gracias a las importaciones en el transcurso del año pasado: cinco miembros del equipo de Addo en Qatar, incluido el defensa del Brighton Tariq Lamptey y el jugador del Athletic de Bilbao Iñaki Williams, nacieron en otro lugar pero eligieron, en los últimos meses, comprometerse. sus carreras internacionales al país de nacimiento de sus padres.

Ha habido, por supuesto, dudas sobre la pureza de sus motivos. “Sé que algunas personas dicen que han venido por la Copa del Mundo, pero, sinceramente, nunca lo sabremos”, dijo André Ayew, el capitán de Ghana. “Pero si tienen el corazón correcto, la determinación correcta de morir por el equipo, vamos a abrir todas las puertas que tenemos para que se sientan cómodos”.

Asamoah Gyan, un delantero que nació en Accra, Ghana, y representó al país en la Copa del Mundo de 2010, se preguntaba qué vendría después del torneo. “Después, todavía deberían estar disponibles, porque este no es un equipo nacional que participa en un torneo”, dijo. “Una vez que se haya naturalizado para Ghana, debe estar completamente comprometido”.

Los propios jugadores han hecho lo que han podido para disipar esas dudas. Lamptey, nacido en Inglaterra de padres ghaneses, ha creado una fundación que trabaja con niños en Nuaso, al norte de Accra. Williams, cuyos padres se fueron de Ghana mientras su madre estaba embarazada de él, pasó tiempo con sus abuelos en el país durante el verano.