Skip to content
Los riesgos de recesión son ‘incómodamente altos y se mueven más alto’, dice Mark Zandi


Nueva York
CNN Negocios

La guerra en Ucrania. Inflación al rojo vivo. Y rápidos aumentos en las tasas de interés. La recuperación económica que comenzó hace dos años enfrenta amenazas creíbles que podrían conducir a su desaparición prematura.

La economía estadounidense tiene al menos una posibilidad entre tres de hundirse en una recesión en los próximos 12 meses, dijo a CNN el economista jefe de Moody’s Analytics, Mark Zandi.

“Los riesgos de recesión son incómodamente altos, y siguen aumentando”, dijo Zandi.

Antes de que Rusia invadiera Ucrania, los economistas esperaban que los precios de la energía y la inflación general se enfriaran esta primavera y verano. Ahora, la perspectiva de la inflación se ha oscurecido, con los precios de la gasolina, los alimentos, los metales y otras materias primas aumentando considerablemente.

“Es razonable estar nervioso aquí”, dijo Zandi. “La invasión rusa y el aumento de los precios del petróleo y las materias primas realmente cambiaron las cosas”.

Los economistas de Goldman Sachs dijeron a principios de este mes que la posibilidad de una recesión en Estados Unidos durante el próximo año ha subido hasta un 35%.

El empeoramiento del panorama de la inflación podría obligar a la Reserva Federal a hacer más para reducir la inflación a niveles saludables.

Los precios al consumidor aumentaron un 7,9% en febrero, el mayor aumento en 12 meses en 40 años. Pero ese informe de inflación no capturó el impacto de la invasión rusa de Ucrania.

Zandi dijo que está claro que la guerra en Ucrania está impulsando las expectativas de inflación, un desarrollo ominoso para los funcionarios de la Fed que esperaban calmar los temores de inflación. Los banqueros centrales se ponen nerviosos cuando las familias y los líderes empresariales anticipan precios más altos, porque eso puede convertirse en una profecía autocumplida.

“Esa es una línea que no se puede cruzar. Significa que la Fed tiene que ser muy agresiva”, dijo Zandi.

Morgan Stanley, uniéndose a otros bancos de Wall Street, dijo el jueves que espera que la Fed aumente las tasas de interés en medio punto porcentual durante cada uno de los próximos dos meses. La Fed no ha hecho eso en reuniones consecutivas desde 1994.

“Cuanto más pisa los frenos la Fed, mayor es la probabilidad de que el automóvil se agarrote y la economía entre en recesión”, dijo Zandi.

Las probabilidades aún están a favor de la Fed para lograr que la economía se desacelere hacia una expansión autosostenible, dijo Zandi. “Solo necesitamos un poco de suerte aquí. La pandemia y Ucrania no pueden seguir un camino oscuro”, agregó.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, en un discurso a principios de esta semana, señaló que el banco central de EE. UU. en el pasado ha sido capaz de controlar la inflación, sin colapsar la economía. Citó 1965, 1984 y 1994 como ejemplos.

«Creo que el registro histórico proporciona algunos motivos para el optimismo: los aterrizajes suaves, o al menos suaves, han sido relativamente comunes en la historia monetaria de EE. UU.», dijo Powell.

Larry Summers, el exsecretario del Tesoro de EE. UU., se muestra escéptico.

En un artículo de opinión del Washington Post la semana pasada, Summers acusó a la Reserva Federal de «pensamiento ilusorio y delirante» y llamó a lo que él ve como «absurdo» en el pronóstico del banco central de que la inflación se enfriará rápidamente en un mercado laboral al rojo vivo.

Summers advirtió previamente que la política de la Fed ha dejado a la economía de EE. UU. en el camino hacia una gran recesión y estanflación, una mezcla tóxica de crecimiento débil y alta inflación que estropeó la economía de EE. UU. a fines de la década de 1970 y principios de la de 1980.

Por su parte, Zandi dijo que la estanflación es un evento de «baja probabilidad» porque la Fed haría lo que fuera necesario para evitarlo, incluso poner fin a la recuperación.

“Si parece que vamos a entrar en estanflación”, dijo Zandi, “la Fed nos empujará a la recesión”.