Skip to content
Madrid Fusión Alimentos de España: Mostrar en el mundo una cocina más allá del tópico

Los participantes en la mesa redonda sobre los restaurantes españoles en el mundo. / nacho gomez

Cocineros asentados en diferentes países charlan sobre cómo son los comensales de sus restaurantes y qué esperan de la cocina española

Madrid Fusión Alimentos de España: Mostrar en el mundo una cocina más allá del tópico

«Hay mucho más que las tapas y la tortilla. Hay guisos o potajes». Esta mantenida sobre la cocina española de Martí Carlos Martínez, del restaurante Gaig (Singapur), esconde una realidad a la que se enfrentan muchos cocineros españoles fuera de nuestras fronteras: el poder del tópico. Sin desmerecer a las tapas ni mucho menos a la tortilla de patata, varios cocineros españoles con casas en Asia, Estados Unidos y Reino Unido explicaron en Madrid Fusión Alimentos de España cómo son sus comensales y las dificultades que han encontrado, en una mesa redonda moderada por Benjamin Lana, vicepresidente de Madrid Fusión, y con la presencia de la directora general de Internacionalización de Empresas del Instituto de Crédito Exterior (ICEX), Elisa Carbonell.

Este lanzó un sello del organismo, Restaurants from Spain, para «identificar» a los locales que son de aquí y apostar por los productos nacionales. Lo tienen 265 casas de 34 países por todo el mundo, aunque con alguna laguna en América, y deben cumplir una serie de requisitos como que el 60% de la carta esté formada por platos nacionales, que algún responsable del local se haya formado en cocina español y el uso de productos nacionales. Además, se ofrece formación en vino o cortadores de vinos y las denominaciones de origen aprovechan estos restaurantes para sus promociones.

Una cadena de esfuerzos que también encuentra obstáculos. «Mi cordero lechal es del Pirineo, pero me lo tienen que matar en Francia y me lo mandan desde allí porque de España no se puede. Del resto, como el jamón ibérico, encontramos casi todo», apuntó Martínez. En cuanto a la clientela singapuriense, está formada por gente viajada. «Conocen Madrid, Barcelona y la meca que es San Sebastián el poder adquisitivo de Singapur porque es alto», marcada.

«La gastronomía española en Estados Unidos está bien marcada y estamos intentando crear una nueva experiencia para el público de alta gama. Son exigentes», dijo Danny Lledó de Xiquet (Washington, EE UU). «Y he conseguido tener gambas de Denia, las mejores del mundo, en el restaurante», añadió, antes de señalar que sus platos son españoles pero con técnicas americanas.

Nacho Manzano lleva quince años con sus Ibérica en Londres y ha visto una «explosión gastronómica en la ciudad», pero que muchas veces productos con los que estaba seguro que iba a triunfar es sus tapas para compartir, como las cocochas, no han tenido una buena acogida. Londres es una ciudad de contrastes», que se ha complicado por culpa del ‘brexit’. «Hay más tasas y eso lo dificulta todo. Además se han marchado un millón de personas del sector servicios y los ingleses no son camareros», apuntó Manzano, que ha abierto varios restaurantes por el Reino Unido.