Skip to content
Manchester City y Liverpool, dos ambiciosos atacando a los cuartos de final

Ya codo a codo en la Premier League, Manchester City y Liverpool apuntan nada menos que al título continental. Frente a Atlético de Madrid y Benfica Lisboa, respectivamente, el martes, en los cuartos de final de la Liga de Campeones, los dos colosos ingleses se enfrentan, en apariencia, a dos rivales a su alcance.

En la Premier League sólo les separa un punto, lanzados en un jadeante mano a mano. Manchester City y Liverpool dejarán en suspenso su rivalidad mientras se concentran en sus ambiciones europeas. Los partidos de ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones de los dos gigantes ingleses se disputan el martes 5 de abril, respectivamente, ante el Atlético de Madrid y el Benfica de Lisboa.

Precisamente el Manchester City, líder del campeonato inglés, recibirá al vigente campeón español, actualmente tercero de LaLiga, en uno de los carteles principales de esta nueva jornada de la C1.

Los aficionados al fútbol esperan con impaciencia el duelo táctico entre los técnicos Pep Guardiola y Diego Simeone, el ciudadano apóstol del «juego bonito» volcado al ataque y el colchonero seguidor del fútbol pragmático.

Según los observadores, el partido de ida, disputado en el Etihad Stadium, corre el riesgo de quedar bloqueado o de reducirse a interminables secuencias de ataque y defensa, oponiendo una posesión exclusivamente inglesa a un bloque hermético y disciplinado del Madrid.

El Atlético ‘más ofensivo de lo que la gente piensa’, dice Pep Guardiola

Sin embargo, tenga cuidado con los guiones escritos con antelación. Porque si el Manchester City puede contar con Kevin De Bruyne, Raheem Sterling, Bernardo Silva o Riyad Mahrez para animar el partido y marear a la retaguardia española, el Atlético también tiene argumentos ofensivos con Antoine Griezmann, el joven Joao Félix y el inoxidable Luis Suárez, todos capaz de volar a través de cualquier defensa.

«Habiéndoles visto jugar, hay ideas falsas sobre su forma de jugar», dijo este lunes Pep Guardiola en rueda de prensa. “Son más atacantes de lo que la gente piensa. No arriesgan en la jugada, pero tienen mucha calidad en el último tercio [du terrain].»

Si bien debe temer las oleadas ofensivas de los Citizens, Diego Simeone seguramente tiene presente que la única vez que los dos entrenadores se han enfrentado en el escenario europeo, en las semifinales de la Champions League en mayo de 2016, estas son sus Colchoneros que habían logrado llegar a la final. A cargo del Bayern de Múnich, Pep Guardiola fue eliminado pese al dominio total de los bávaros en el partido de vuelta, con una posesión del 68 % y 34 tiros, incluidos 12 a puerta, gracias al gol de Antoine Griezmann como visitante. Una regla que fue abolida este año.

“Habrá que gestionar muchos centros, sus contragolpes, e intentar meter muchos jugadores en el área”, explicó Diego Simeone, en rueda de prensa. «Intentaremos llevar el juego a donde queremos hacerles daño con la forma en que hemos jugado durante varios años».

Un Benfica impredecible

Si existe, por tanto, el riesgo de presenciar una oposición de estilos en el lado de Manchester, el Liverpool, ultrafavorito en su cuarto contra el Benfica, tiene una cita con un oponente impredecible, moribundo a nivel nacional pero efectivo en C1.

Desbaratando todos los pronósticos en la ronda anterior, en la que eliminó al Ajax de Ámsterdam (2-2, 0-1), el club lisboeta es efectivamente el invitado sorpresa de los cuartos de final de la Champions League, a la que vuelve por primera vez desde la temporada 2015-2016.

Sin embargo, el Benfica, que no gana un título nacional desde 2019, está teniendo una temporada bastante mediocre en comparación con su posición y las expectativas de sus aficionados, aunque cuenta en sus filas con el delantero uruguayo Darwin Núñez, capaz en cualquier momento con un golpe .

Terceros en el campeonato, a 15 puntos del FC Porto que también los eliminó en los octavos de final de la Copa de Portugal, derrotados por el Sporting, rival de Lisboa, en la final de la Copa de la Liga, las «Águilas» van directo a un nueva temporada prístina.

Para colmo, el club se encuentra en un limbo total en cuanto a su gestión. Su actual entrenador, Nelson Verissimo, solo ha tenido la condición de interino desde que reemplazó a fines de diciembre al carismático Jorge Jesus, quien dejó su cargo por malos resultados y revuelo en el vestuario. Según la prensa portuguesa, Nelson Verissimo será sustituido al final de la temporada.

Es, pues, en este contexto, aparentemente muy favorable y quizás incluso propicio al exceso de confianza, que la apisonadora modelada por Jürgen Klopp se presentará en el Estadio da Luz.

Caídos en los octavos de final del Inter de Milán, los ‘Reds’ todavía tendrán que ‘estar a (su) máximo’ el martes si quieren sumarse a los cuartos de final de la C1 y evitar una posible trampa lisboeta, advirtió el técnico Jürgen Klopp.

“Estar al máximo es el proyecto de todos los partidos”, dijo el técnico alemán durante la rueda de prensa del día previo al partido. “El Benfica es uno de los equipos que más títulos ha ganado en Portugal, aunque no está donde le gustaría estar en la tabla, pero ha hecho una buena racha en la Champions”.

Un aviso que el Liverpool tendrá muy presente en el arranque de este partido de ida, para el que Jürgen Klopp podrá contar con toda su plantilla, incluidas sus dos estrellas africanas Sadio Mané y Mohamed Salah.