Skip to content
Manon Fiorot gana su 4ta pelea en UFC y se acerca al cinturón

La representante francesa más ilustre de las MMA ganó este sábado su cuarta pelea en la prestigiosa liga UFC, por decisión unánime, contra Jennifer Maia, 4ª del mundo. Una nueva etapa en el ascenso de esta destacada luchadora, que rodó su bache en Sudáfrica y los Emiratos Árabes Unidos antes de tener su oportunidad en la liga más prestigiosa de artes marciales mixtas.

Manon Fiorot prefiere las victorias por K.-O. Pero el sábado 26 de marzo tuvo que ir tras tres asaltos para vencer a la brasileña Jennifer Maia en su cuarta pelea en la UFC, la liga de artes marciales mixtas (MMA) más prestigiosa del mundo.

En el Nationwide Arena de Columbus, Ohio, la francesa dominó sin temblar a la número 4 del mundo, firmando su cuarto éxito en igual número de peleas de peso mosca, por decisión unánime (30-27, 30-27, 30-27). Una victoria que le permite dar un salto en la clasificación y sobre todo reclamar una pelea por el título en un futuro próximo. Probablemente pasará por una pelea contra la estadounidense Katlyn Chookagian, antes de poder retar a la peruana Valentina Shevchenko, poseedora del cinturón desde 2018.


La francesa de 31 años es una aprendiz de todo en el deporte. Sus primeros amores fueron el karate, que comenzó a los 7 años, luego el snowboard, que practica en un curso de estudios deportivos. Una disciplina de la que incluso llegó a ser campeona de Francia antes de volver al tatami. Allí nuevamente, encadenó actuaciones y se incorporó a la selección de Francia. Pero una grave lesión en los ligamentos cruzados la hizo cambiar nuevamente de rumbo.

Kárate, kick-boxing, muay-thai, MMA…

«Estaba harta del kárate. En mi habitación también había clases de kickboxing. Empecé y comencé competencias. Resultado: 15 peleas y 15 victorias», recuerda, entrevistada por France 24. Ella también recurre al muay-thai. En esta disciplina, ganó dos veces el título de campeona de Francia, con doce victorias en otras tantas peleas.

>> Lea también : Francis Ngannou, ex indocumentado en París que se convirtió en una estrella mundial de MMA

Luego se interesó en las MMA y entró a la jaula. Aprender el octágono es difícil en su primera pelea en el Campeonato Amateur de Las Vegas de 2016. «Mi primera competencia sale mal porque pierdo en la primera ronda. No estaba preparada para este aspecto», dice seis años después.

Pero la joven no es de las que se dan por vencidas. Si bien hasta ahora entrenaba de manera desordenada -individualmente en cada disciplina- se unió a un club de MMA, el Boxing Squad of Nice. Los entrenadores le ayudan a subir de nivel. Un año después, se tomó la revancha y se convirtió en campeona mundial amateur.

Reality TV para convertirte en un profesional

Luego planea volverse profesional. Su entrenador le presenta una oportunidad original: participar en un reality show sudafricano cuyo ganador gana un contrato profesional en el Extreme Fighting Championship, la principal liga de MMA en África.

«Sabíamos que había una puerta de entrada a la UFC. Todos los campeones de este circuito tenían su oportunidad. Sin embargo, la experiencia fue bastante difícil. Mi manager había mentido un poco sobre mi fluidez en inglés y mi peso», dice Manon Fiorot.

Su entrenador intenta calmar a los productores diciéndoles que esperen la primera pelea. Con razón, porque la magia sucede. «Gané mi pelea por K.-O. Era la primera del programa y las otras peleas habían sido bastante aburridas», dice Manon Fiorot. Luego, se abre camino, gana fácilmente el programa y se le ofrece la oportunidad de luchar por el cinturón contra Amanda Lino, la campeona, en diciembre de 2019.

“Estaba en casa. Había mucha presión. Era un estadio enorme, lleno, comprometida con su causa. Estaba invicta y era mi primera pelea en el formato de 5×5 minutos”, recuerda Manon Fiorot. «Aún así, siento que estoy volando sobre la pelea. Me estoy divirtiendo mucho. No pierdo ningún intercambio. Al final, no hay nocaut, pero la decisión es unánime a mi favor».


Mientras Manon Fiorot debe defender su cinturón, el Covid-19 golpea el planeta y paraliza el deporte. ¿Todos los deportes? No. Los UAE Warriors, la liga de los Emiratos Árabes Unidos, continúa. El técnico francés la anima a cambiar de lechería para seguir con su ascenso. Ganó tres peleas allí, incluido el cinturón de peso mosca en noviembre de 2020. Se convirtió en la primera poseedora del cinturón femenino, que antes no existía.

“Así que tenía dos cinturones. Sabíamos que la UFC me iba a invitar. Entonces mi entrenador me dijo ‘prepárate’, porque muchas veces funciona así. Reemplazamos a un ausente en una pelea con poca antelación”, explica el combatiente.

Una bestia en una jaula

Su pasado multideportivo es uno de sus activos para su carrera de lucha. Manon Fiorot dice que mantuvo lo mejor de cada disciplina. Del kárate ha conservado un juego de pies, una velocidad y una potencia impecables, así como el planteamiento estratégico de este arte marcial: saber tocar sin ser tocado.

“Mantuve el tiempo y la velocidad del karate. Al principio, todavía era bastante complicado. Porque con la lucha libre no puedes tener la misma distancia que en el karate”, explica. “Trabajé mucho en el boxeo inglés, el hecho de pelear más de cerca. Mi entrenador me hizo progresar tanto en eso como en la pelea”.

Incluso su interludio de snowboard es útil. En Ouest-France, explica que la disciplina le enseñó una cierta creatividad, que aún hoy le permite sorprender a sus oponentes.

Elementos que han forjado su estilo de lucha: es especialista en patadas y puños. Una «striker», para usar la jerga de las artes marciales mixtas, aunque trabaja mucho el «grappling», el aspecto de lucha libre de la disciplina, para no descuidar nada. Su estilo agresivo le valió un apodo impresionante en el circuito: «La Bestia» – «la bestia» en la lengua de Molière.

«Hice muchos campamentos en el extranjero. Y, a menudo, me decían ‘Ella es una bestia’. [«C’est une bête»] ! se quedó Tiendo a ser muy agresiva y terminar mis peleas, lo cual es bastante raro en las MMA femeninas».

Finalmente, a pocos meses de su victoria en Emiratos Árabes Unidos, en enero de 2021, la UFC lo llamó. Frente a Victoria Leonardo, gana por K.-O., convirtiéndose en la primera mujer francesa en ganar un combate en la prestigiosa liga. El 6 de junio de 2021, para su segunda pelea, Manon Fiorot venció con facilidad en Las Vegas a la brasileña Tabatha, también por K.-O.

El Covid-19 no la deja inconsciente.

La tercera pelea es más difícil. No tanto por la estatura de su oponente como por las circunstancias: Manon Fiorot contrae Covid-19 justo antes de la pelea. El enfrentamiento es escalonado.

“El Covid complicó mi preparación. Después de la semana de aislamiento, tuve una semana muy intensa en la que normalmente se supone que solo debes afinar antes de una pelea”, explica el luchador de MMA. «Con el cansancio, el partido se complicó mucho».


Sin embargo, la victoria está en la cita. Manon Fiorot vence a la brasileña Mayra Bueno Silva por decisión unánime. No K-.O. esta vez, pero va directo a 14y lugar en su clase en el UFC.

La próxima reunión debería abrirle las puertas al top 10. La francesa inicialmente tenía una cita con Jessica Eye el 6 de marzo, pero la estadounidense se lastimó el ojo. El UFC entonces le ofrece una oportunidad aún mejor, una pelea contra una de las 5 mejores oponentes: Jennifer Maia.

Misión cumplida por tanto, con la victoria de este sábado, que debería acelerar su camino hacia una lucha por el título.