Skip to content
Moscú dice que no ha obtenido respuestas sobre la actividad biológica de EE.UU. en Ucrania – RT en francés

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia dice que no ha recibido respuestas a sus preguntas sobre la actividad biológica estadounidense en Ucrania formuladas en septiembre bajo la Convención de Armas Biológicas de la ONU.

El viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Ryabkov, dijo en una conferencia de prensa el 24 de noviembre que las demandas de Rusia sobre la actividad biológica estadounidense en Ucrania hechas en septiembre habían quedado en letra muerta, informa la agencia de prensa rusa Tass.

“En septiembre de este año, Rusia, actuando de conformidad con el artículo 5 de CABT [Convention sur l’interdiction des armes biologiques], convocó una reunión consultiva para aclarar todas las circunstancias de la actividad biológica militar en Ucrania”, recordó. “Nuestros expertos han presentado documentación detallada y evidencia disponible para nosotros, arrojando luz sobre los verdaderos propósitos y la naturaleza de estas actividades que constituyen una violación de CABT. Formularon preguntas profesionales claras, pero no recibieron una respuesta sustancial”, declaró entonces aún de esta rueda de prensa ante la novena conferencia de revisión de las partes del Convenio sobre la prohibición de sustancias biológicas.

Nuestros expertos presentaron documentos detallados y pruebas

El artículo 5 de la Convención, que entró en vigor el 26 de marzo de 1975, establece que los signatarios se comprometen a consultarse y cooperar en caso de que surja un problema relacionado con este compromiso, que se basa en la proscripción total de todas las armas biológicas. Los Estados Partes se reúnen aproximadamente cada cinco años para revisar el funcionamiento de la CABT. Ocho conferencias han tenido lugar desde 1980. Los Estados Unidos, Rusia y Ucrania son partes de esta Convención.

Ya en marzo de 2022, Moscú acusó a Washington de financiar la investigación sobre el desarrollo de armas biológicas en Ucrania, refiriéndose en particular a sitios en Kyiv y Odessa. Posteriormente, las autoridades rusas hicieron repetidamente estas acusaciones en las reuniones del Consejo de Seguridad de la ONU.

“Ucrania no tiene un programa de armas biológicas […]. Estados Unidos no tiene un programa de armas biológicas”, había replicado en octubre el representante de Washington ante el Consejo de Seguridad de la ONU ante estas acusaciones. El 9 de junio, una nota del Pentágono indicaba al respecto que la administración estadounidense había invertido desde 2005 en el desarrollo de unos cincuenta “laboratorios, establecimientos de salud y sitios de diagnóstico” en relación con la investigación de agentes patógenos y el monitoreo biológico, pero solo “ para la salud humana y animal”, sin finalidad militar.