Skip to content
Nueva demanda acusa a DeSantis de violar la ley estatal al volar migrantes

Los transportes de DeSantis enfurecieron a los demócratas y los grupos de derechos civiles, que acusaron al gobernador de utilizar a los solicitantes de asilo para un truco político. Varios demócratas han instado al Departamento de Justicia a investigar al gobernador republicano y un alguacil de Texas también abrió una investigación sobre él por los vuelos.

Pizzo sostiene en su demanda que los $12 millones que la Legislatura liderada por los republicanos reservó para el programa de reubicación viola las leyes estatales con respecto al presupuesto, incluido un requisito constitucional estatal de que los legisladores no deben promulgar políticas sustantivas en el proyecto de ley de gastos anuales.

Hasta ahora, Florida ha gastado al menos $1,56 millones con el proveedor que ayudó a organizar los primeros vuelos. El estado pagó al transportista, Vertol Systems Company, Inc., $615,000 para transportar a los migrantes a Martha’s Vineyard y otros $950,000 por lo que se cree que será un vuelo futuro.

Pero la demanda de Pizzo también afirma que los funcionarios estatales, incluidos los del Departamento de Transporte, no han seguido las pautas para el programa de reubicación redactadas por la Legislatura de Florida en el lenguaje presupuestario, incluido que el dinero se gastó en alimentos, habitaciones de hotel e incluso cortes de cabello para los inmigrantes en Texas que eventualmente fueron enviados a Martha’s Vineyard.

También dice que el estado está violando una nueva ley estatal sobre inmigración que fue aprobada este año por los legisladores estatales a instancias de DeSantis porque los migrantes fueron transportados desde Texas y no desde Florida. El vuelo que transportaba a los migrantes hizo una breve escala en Florida antes de continuar hacia Martha’s Vineyard.

“El gobernador hizo que los legisladores presentaran y aprobaran proyectos de ley que se diseñaron para adaptarse a su agenda y que él convirtió en ley”, dijo Pizzo en una entrevista. “Y, sin embargo, todavía no puede cumplir con los requisitos y restricciones”.

La demanda no es inesperada, ya que Pizzo y otros demócratas en la Legislatura han cuestionado durante días si el gasto siguió la disposición de un párrafo incluida en el nuevo presupuesto del estado que entró en vigencia el 1 de julio.

El dinero para el programa de reubicación provino de las ganancias por intereses de los $5.8 mil millones que el Congreso envió al estado como parte del Plan de Rescate Estadounidense. Los legisladores estatales aprobaron el presupuesto de manera abrumadora, con solo un puñado de legisladores votando en contra.

La demanda de Pizzo se presentó contra DeSantis, el director financiero Jimmy Patronis y el Departamento de Transporte y el secretario del DOT, Jared Perdue. El director financiero de Florida es un cargo electo.

“El senador Pizzo nunca pierde una oportunidad por sus 15 minutos de fama y está impugnando una acción sobre una apropiación por la que votó”, dijo la directora de comunicaciones de DeSantis, Taryn Fenske.

Frank Collins, un portavoz de Patronis, señaló que los senadores demócratas, incluidos Pizzo y la líder demócrata del Senado, Lauren Book, votaron a favor del presupuesto que incluía la asignación de $12 millones. También señaló que la demanda fue presentada por un abogado que ha trabajado para los demócratas.

“Ahora que la ley por la que votaron se está implementando y arrojando luz sobre la crisis fronteriza, Pizzo y Book han recurrido a su mismo viejo manual y contrataron a un abogado operativo demócrata para perseguir al poder ejecutivo por seguir la ley”. dijo en un comunicado. “Recibimos la presentación y actualmente estamos explorando opciones para medidas de sanción y/o contrademanda”.

La decisión de DeSantis de buscar millones para reubicar a quienes ingresaban ilegalmente al país fue motivada por casi 80 vuelos patrocinados por el gobierno federal a Florida el año pasado. DeSantis dijo por primera vez a los periodistas en noviembre que estaba considerando un plan para transportar en autobús a los inmigrantes a Delaware, el estado natal del presidente Joe Biden.

DeSantis dijo el jueves que estaba «orgulloso» de la atención que atrajo su transporte a Martha’s Vineyard y agregó que obligó a las personas a concentrarse en las políticas fronterizas de Biden. Varios medios de comunicación informaron esta semana que EE. UU. ha realizado más de 2 millones de arrestos de inmigrantes a lo largo de la frontera sur en los últimos 11 meses.

“Esto no era un tema de preocupación hace dos semanas”, dijo DeSantis durante una conferencia de prensa en Miami. “Ahora parece estar en primer plano”.

Politico