Skip to content
Nueva demanda de restricciones para no residentes

El miércoles, el coordinador regional de Podemos y candidato a la presidencia de Baleares en las elecciones de mayo, Antonio Joverdijo que «si hay voluntad política», restringir la compra de viviendas por parte de no residentes «se puede hacer».

Durante una presentación en el parlamento balear, Jover y otros miembros de Podemos expusieron cuáles creen que son las fallas en relación con política de vivienda en las islas, donde hay unas 500 personas que tienen al menos 50 viviendas a su nombre. El derecho a una vivienda digna no se está cumpliendo, los precios son desorbitados, la especulación abunda, las medidas tomadas hasta ahora no son suficientes y hay que ir más allá.

Jover hizo una comparación con la llamada ‘excepción ibérica’, que limita el costo del gas y la electricidad, al argumentar que el gobierno español debe aprobar una excepción para Baleares para facilitar la restricción de la compra de vivienda por parte de no residentes.

Podemos presentó parte de un estudio del Observatorio DESC en Barcelona (observatorio de derechos económicos, sociales y culturales) de la situación de la vivienda en Baleares y la posibilidad de limitar la compra de vivienda sólo a las personas residentes en las islas. “Hemos oído demasiadas veces que esto no se puede hacer. Hoy hemos venido a explicar que se puede”, afirmó Jover.

Según los autores del estudio, hay una decena de casos en los que los tribunales europeos han dado la razón a quienes han promovido una limitación. Pero el informe subraya que esto no puede ser general. No puede afectar a todo un país sino a territorios que, por razones específicas, requieren tratamiento especial. En Baleares, señala el estudio, la compra de suelo por parte de no residentes ha aumentado un 93%, mientras que el precio medio de una propiedad es el más alto de toda España, 408.173 euros.

Los defensores de las restricciones, incluido Podemos, reconocen que las excepciones deben ser consistentes con legislación de la UE. Por tanto, sería necesario modificarlo, como propugna el parlamento balear. Mientras tanto, el presidente Armengol se ha hecho eco de una moción aprobada por el Senado en Madrid que insta al gobierno español a presionar para que se produzca dicha modificación durante el período de la presidencia española de la UE.