Skip to content
Salman Rushdie tiene un nuevo libro y un mensaje: ‘Las palabras son las únicas vencedoras’

En la visión de Rushdie, la ciudad de Vijayanagar —el nombre significa Ciudad de la Victoria— es un lugar de magia y milagros que debe su existencia a su creador, el poeta Kampana, quien bendice las semillas y se las da a los hermanos pastores. Si los plantaban en un lugar en particular, les dijo, una ciudad se levantaría instantáneamente del suelo. Cuando su profecía se hace realidad, da vida a la ciudad susurrando historias en los oídos de las personas, imbuyendo el nuevo lugar con historia. Kampana imagina una sociedad fundada en los principios de la tolerancia religiosa y la igualdad entre los sexos, pero es conducida al exilio y finalmente ve conquistado su imperio.

Las primeras críticas de la novela han sido en gran medida admirativas. Kirkus lo elogió como «un gran entretenimiento, en una historia con muchos hilos, por un maestro ascendido de leyendas modernas». Un crítico que escribió en The Times of London lo calificó como «uno de los libros más alegres» de Rushdie y señaló que «el puro placer que sintió al escribirlo rebota en la página». Próximamente se publicará una reseña de The Times.

Erica Wagner, autora y crítica que moderó un evento en honor de Rushdie que se transmitirá el 9 de febrero con motivo de la publicación del libro, dijo que la novela es “un testimonio del poder de la narración y el poder de las palabras y la narrativa, por buenos y malos.”

Algunos de los amigos de Rushdie lamentaron que Rushdie, quien es famoso por ser sociable y extrovertido y disfruta de ser el centro de atención, se haya visto obligado a aislarse en lo que debería ser un momento de celebración.

Margaret Atwood, quien participó en el panel sobre “Victory City” junto con Wagner y el autor Neil Gaiman, dijo que sentía la obligación de hablar sobre el último trabajo de Rushdie, dado que él mismo no estaba en condiciones de aparecer públicamente.

“Tienes que, por así decirlo, frustrar el intento de apagarlo”, dijo Atwood.

“Ha pasado por mucho, escondido durante todos esos años, sintiéndose bajo amenaza de muerte”, agregó. “Él es, ante todo, un narrador de historias”.