Skip to content
Un año mixto para Medvedev

Finalista infeliz en el Abierto de Australia a principios de año, pero el No. 1 del mundo, Daniil Medvedev, tuvo algunos problemas físicos esta temporada. Ganador de dos torneos, se convirtió en padre en octubre, el ruso ha alternado lo bueno y lo menos bueno.



Daniil Medvedev pasó por todas las emociones en 2022. Desde las más tristes hasta las más bonitas. Ha demostrado por momentos que era el mejor jugador del mundo, por momentos sufrió su nacionalidad y por momentos mostró la cara de hace unos años. No siempre se puede ganar, sobre todo cuando tienes en tu camino a Rafael Nadal o al otro español de este año 2022, Carlos Alcaraz. Su paternidad, formalizada el 14 de octubre, también «tocó» al final de la temporada. Sin embargo, el ruso, ganador del US Open 2021, el primer Grand Slam de su carrera, tenía grandes ambiciones en 2022. Y lo menos que podemos decir es que el futuro papá de 26 años comenzó el año por todo lo alto. En el Abierto de Australia, Daniil Medvedev encadenó las rondas, perdiendo solo cinco sets hasta la final. Opuesto a Rafael Nadal, el protegido de Gilles Cervara comenzó idealmente su partido contra el mallorquín al embolsarse los dos primeros sets y otorgarse tres puntos de quiebre en la mitad del tercer set. El resto, lo sabemos: magistral remontada del asturiano y un icónico vigésimo segundo título de Grand Slam para él, tras 5h30 de combate. Si por el rostro de Nadal corrían lágrimas de alegría, un torrente de tristeza se derramaba por la cabeza del ruso que ya se veía ganando un segundo Major consecutivo.

Afortunadamente para él, el ruso no se zambulló y levantó la cabeza en Acapulco, para el próximo torneo, donde alcanzó la semifinal. Esta actuación le permite convertirse en el No. 1 del mundo donde se convierte en el primer día fuera de los Cuatro Grandes en ocupar este lugar desde Andy Roddick en febrero de 2004. También es el tercer jugador ruso en ocupar el puesto número 1, después de Kafelnikov en 1999 y Safin en 2000. De paso, el ruso encadenó dos eliminaciones en Masters 1000, en tercera ronda ante Monfils en Indian Wells y en cuartos de final ante Hubert Hurkacz en Miami antes de ser operado de una hernia discal.

Exclusión, paternidad y fin de temporada en desintegración

De vuelta de la convalecencia, Daniil Medvedev vuelve a pisar tierra batida, una superficie que no le gusta mucho. Tras una derrota en octavos de final en Ginebra ante Gasquet, el ruso cayó en octavos de final de Roland Garros ante Marin Cilic. Excluido de Wimbledon por su nacionalidad, continuó con dos finales (perdidas) sobre hierba en Hertogenbosch y Halle antes de pasar a pista dura bajo techo. Victorioso en Los Cabos, semifinalista en Cincinnati y luego eliminado en los octavos de final del US Open del que fue campeón defensor, Daniil Medvedev lleva una buena racha cuando vuelve a lesionarse, en Astana en la semifinal ante Djokovic donde debe perder. Tras presenciar el nacimiento de su hija unos días después, el ruso volvió a la raqueta para ganar su segundo título de la temporada en Viena ante Denis Shapovalov.

Los dos últimos torneos del año, el Rolex Paris Masters y las ATP Finals lamentablemente no sonrieron al ahora 7º del mundo con una eliminación nada más entrar a la competición en la capital y desde la fase de grupos en Turín. Pero, si bien en ocasiones había mostrado su cara de antaño, prefirió ser positivo al mirar su temporada 2022: “Estoy confiado, sí”, recordó en rueda de prensa. Si no hubiera tenido el torneo de Astana y Viena donde jugué a un buen nivel, quizás hubiera tenido un poco menos de confianza. Después del Abierto de Australia, sé que no obtuve ningún resultado. Y aunque llegué a algunas finales, solo gané un torneo. Al final no hice una mala temporada, pero esperaba más de mí mismo. Después, seamos honestos, estoy seguro de que podré hacer algo grande en el futuro. Solo tengo que seguir trabajando. Estaré triste por un día o dos, luego disfrutaré de mis días de descanso y luego me prepararé para la próxima temporada. Nos vemos en 2023 entonces, Daniil.